domingo, 23 de septiembre de 2012

The Killers - Battle Born (2012)






Aquí estamos, Rockrítico: ¡al filo de la noticia! ¿Un disco de este mismo año? ¿DE HACE SEIS DÍAS? "You betcha!"

Es uno de los discos más esperados del año, y con razón: se tomaron un merecido descanso tras "Day & Age" hace tres años, y un par de miembros (Flowers y Stoermer, el bajista) lanzaron álbumes en solitario. Sí, la espera ha sido larga, pero ¿ha merecido la pena?



La respuesta es sí.

La cuenta atrás termina con "Flesh and Bone", un tema popero, en la tradición clásica de la banda, con muchos (pero muchos teclados), y que por otra parte se pega como la peste. No parece que, en ocho años, los Killers hayan cambiado ni un ápice para venderse (aunque siempre han sido bastante comerciales para empezar), y desde luego tienen fuerza para rato.

"Runaways", el primer single y cuya temática parece más "springsteeniana" que de costumbre, pega el petardazo ya desde el minuto uno: "We can't waaaaaait til' tomorrow". La fuerza del tema es enorme, los cuatro están a tope y Brandon hace una interpretación magnífica.

La inevitable balada llega en la pista tres: "The Way It Was". Suena a single, la verdad, porque es inocua y bastante vendible. Ni me va ni me viene, comparado con las dos bombas anteriores. Llega inmediatamente después "Here with Me", co-escrita nada menos que con... ¡Fran Healy! (P.D: es el cantante de Travis). Como era evidente por el colaborador, es más baladera incluso que la anterior y llega dominada por un piano y unas cuerdas, que solo se ven desplazadas por la entrada de la banda en el estribillo. Es un pastel con letras tan gonitas como "Don't want your picture/in my cell phone/I want you here with me...". En fin, intentemos olvidarlo.

El ritmo vuelve a recuperarse con "A Matter of Time", con esos coros durante las estrofas. Recuerda a algún tema del "Hot Fuss", no sabría decir cuál exactamente, pero alguno... El estribillo, eso sí, huele a Springsteen a kilómetros. Si por algún motivo Flowers asegura que no ha oído jamás el "Born to Run", es mentira y hay que matarlo. Eso sí, tiene un aire de himno, de épico, que es realmente lo que hace a los Killers una de las mejores bandas del mundo. Esto en estadio tiene que sonar de miedo (Señores Killers, por favor, no fui al DCode, venid a Madrid en alguna ocasión, ¿vale?).

Esta mezcolanza ochentera y pretenciosa llega con "Deadlines and Commitments" al apogeo: otro tema de ritmo más lento con sintetizadores por todas partes y que, dejémonos de tonterías, tuvo que ser grabada alrededor del año 84 por los Alphaville (en serio, Brandon suena exactamente igual que Marian Gold). Además apesta a Eurovision, no sé porqué. Este cóctel la convierte en un punto álgido del álbum.

"Miss Atomic Bomb" mantiene el sonido de "Day & Age" vivo, y podría ser una especie de secuela de "Spaceman". Sigue teniendo la misma temática que el 95% de las canciones de los Killers, y también el mismo sonido. Y encima recupera el gancho de guitarra de "Mr. Brightside" para el puente, tócate las narices. Por todos esos motivos, seguramente sea single también.

Con un comienzo puramente synth-pop que parece digno de una canción reciente de Depeche Mode, "The Rising Tide" acaba por no tener nada que ver con nada de eso. De hecho, es lo más parecido a rock directo y simplón de lo que llevamos de disco, aunque siempre pasado por el tamiz Killers. ¿Por qué me gusta todo esto? Pues podría tener que ver con mi famoso artículo de "la canción perfecta": hay guitarras y teclados, suena a mediados de los ochenta, la letra es mucho más triste de lo que aparenta la música que lo rodea, etc, etc.

Es el bajo, ¡oh sorpresa!, el que lleva el peso de "Heart of a Girl" durante la mayor parte de la canción. Es otra balada más, y como para que una balada sea memorable tiene que ser extraordinaria, es probable que para mañana se me haya olvidado por completo su existencia. Producida por nada menos que Lillywhite y Lanois, suena por motivos obvios a U2.

Cuando se acaban las ideas, los Killers recurren a Springsteen: en "From Here on Out" es casi irrisorio. Además utilizan un breve hook de ¡steel guitar! que recuerda a Mike Oldfield de un modo ridículo. Estoy casi seguro de que si dejas el "Born in the U.S.A" puesto en la minicadena cuarto de hora después de que haya terminado, suena esta canción. Dicho esto, no es mala, ¿eh?... No me malinterpretéis.

"Be Still" es "One More Night" de Phil Collins por lo que a mí respecta, o un descarte del "Mylo Xyloto" de Coldplay o algo así. Y, pese a todo eso, es posiblemente la mejor balada del álbum. También puede tener relación con mi amor por las baterías electrónicas, aunque esta en concreto se pasó de moda en el año 1980, cuando "Fade to Grey" de los Visage salió al mercado.

Los Killers nos tienen acostumbrados a dejar lo más épico y monstruoso para el final: "Battle Born" tiene un inicio descomunal, tiene un estribillo potente, coros celestiales, una estrofa melódicamente menos olvidable que en el resto de canciones, y un Brandon Floripondios (suena a nombre griego...) que se sale. De lo mejorcito, y además deja un buen sabor de boca.

En fin, he metido un número increíble de pullas en esta crítica, pero olvidadlo: el álbum es extraordinario. Y, Muse mediante, es probable que sea lo mejor que he escuchado de lo que llevamos de año.

-----------
LO MEJOR: "Flesh and Bone", "Runaways" y "Deadlines and Commitments"

LO PEOR: Excesivas baladas que no llevan a ningún sitio.

VALORACIÓN: 8,5/10. En mi valoración estricta con estrellitas sería un *** y medio.

NOTA ACTUALIZADA 2017: 12/30
-----------

Quixote





5 comentarios:

  1. Este articulo apesta a ALVARO sin duda, solo se mete con el grupo y las canciones comparandolos con grupos anteriores (es evidente que los nuevos grupos tienen influencias ¿no?).

    Por cierto, antes de hacer un articulo busca más informacion, pues Ronnie Vannucci tambien saco disco solitario, y de los tres fue el de mejor exito.

    Para alvaro solo existe MUSE, y su ultimo disco apesta.

    FIIIIIIIIIIIN

    ResponderEliminar
  2. Tecnicamente, Ronnie sacó un disco con un proyecto llamado Big Talk, por lo que en realidad no fue en solitario. Me meto con el grupo pero les doy un 8.5, así que no creo que salgan muy mal parados. Y, sí, todos tienen influencias, y es mi deber ponerlas de manifiesto.

    Además, Muse no ha sacado aún su disco nuevo, y teniendo en cuenta que eres fan de Skrillex y que "The 2nd Law" está influido por el dubstep, tu opinión es tan absurda que ni siquiera voy a molestarme en contradecirte.

    FIIIIIIN

    ResponderEliminar
  3. Hablo sin haber escuchado aún el disco para agradecer el artículo, cuando vi que iban a sacar el álbum me entraron ganas de darle una oportunidad, y a raíz de tan buena valoración, creo que lo haré xD

    Que conste que Pablo tiene razón en que el artículo apesta a Álvaro, con tanta mención a las referencias. Eso sí, yo adoro este tipo de artículos, aunque la mitad de las referencias no las pille xD

    Ah, y Rockrítico al filo de la noticia ya ha estado más veces... De hecho, cuando Linkin Park sacó "Living Things" hice un reportaje sobre el grupo y el disco esa misma semana...

    ResponderEliminar
  4. Quiero decir que para ponerle tantas pegas les das muy buena nota, que todos tienen referencias y a quien quieren parecerse. Mola que digas cual es la influencia, pero no lo digas como "quieren parecer esto y no lo es" porque no creo que quieran eso, querrán parecer lo.

    No me gusta Skrillex, me gusta Klaypex, que son muy diferentes. Que Muse tiene dubstep en una canción, pos OC, bien por ellos, pero Muse se define en música Apocalipticamente epica con letras tristes, no más.

    Y mi opinión es como tu articulo, solo una opinión, y en mi opinión tu articulo es malo.

    Fin

    ResponderEliminar
  5. Bueno, el caso es que me alegro porque eres la primera persona que dice que no le gusta un artículo y además da razones convincentes para ello. Así que felicidades, Pablo :)

    Y no te pongas tan borde, que te van a salir sarpullidos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...