viernes, 28 de septiembre de 2012

Muse - Absolution (2003) (III)


Antes de empezar, anuncio: Rockritico (mejor dicho: yo, en representación de Rockrítico xD) estará en el concierto de Muse de Madrid del 20 de Octubre. Así que esperad una crónica detallada. Prosigamos con lo que nos ocupa:

Muse había encontrado su estilo. "Origin of Symmetry" así lo demostró. Con el éxito crítico y un pequeño pero enfervorecido club de fans detrás, era el momento de la bomba. Pero antes, sucedieron dos cosas de cierta importancia.



La primera, cronológicamente, fue el lanzamiento del single doble A (como en los tiempos de los Beatles) "Dead Star/In Your World", ambas grandes canciones en su derecho, especialmente la segunda. Además, contenía la archiconocida versión del "Can't Take My Eyes Off Of You" de Frankie Valli and the Four Seasons.

Y ese single sirvió para promocionar la segunda cosa: el recopilatorio de caras B "Hullabaloo". Si bien su contenido es más bien olvidable, hay que tener en cuenta que incluía un segundo disco en directo, con el cual posiblemente mucha gente pudo ver la gran habilidad de estos chicos en directo. Para muestra, "Showbiz" y "Citizen Erased".

Con todos estos acontecimientos, cabía esperar que "Absolution" fuera estupendo. Y, claro está, así fue.

Tras una introducción que paso de enlacar porque son básicamente unos tambores militares durante veinte segundos, da comienzo el álbum con "Apocalypse Please". El sonido es incluso más dramático que en el álbum anterior, con esos acordes de piano tan "apocalípticos", valga la rebuznancia, y con Matthew y su "this is the end of the world". Señoras y señores, esto es Muse comenzando su etapa de teóricos de la conspiración.

Y si "Apocalypse Please" nos muestra a Matt con un sombrero de papel de aluminio, "Time is Running Out" nos ofrece a los Muse más poperos, en un canción que, básicamente, podría ser del último disco. Liderada totalmente por el increíble riff de bajo de Chris (que no parece un bajo hasta que lo ves en concierto) y por un Matt más suave que de costumbre, sigue siendo uno de los grandes éxitos de la banda.

El ritmo funky da paso a los sonidos progresivos de "Sing for Absolution", que se podría describir como balada pero que en el estribillo despega, y más aún en el puente, donde Matt se deja la voz. Para dejar más claro que están bastante perjudicados de la cabeza, el videoclip nos muestra a los tres perdiendo el control de una nave espacial y aterrizando en un planeta desértico. Casi nada.

Personalmente, creo que la mejor canción del álbum es "Stockholm Syndrome". Es de lo más heavy que han hecho, con diferencia, y la batería de Dom está mejor que nunca, sirviendo para pasar de esos sonidos duros a otro estribillo etéreo, con el teclado arpegiado de Matt. Además, tiene uno de los mejores solos de la banda.

"Falling Away With You", pese a que es inferior, no consigue romper el ritmo. Es algo parecido a una balada, con unas estrofas calmadas que dan paso al progresivismo espacial de los estribillos. Y nos deja descansar después de las cuatro tremendas canciones con las que hemos empezado. Después, viene otro interludio bastante innecesario, esta vez con una guitarra hiperdistorsionada y...

Llega "Hysteria". Es ya un clásico, la verdad. El riff de bajo no es sólo uno de los mejores de Muse (que lo es, y tratándose de Wolstenholme es un hecho importante), si no también uno de los mejores de la historia del rock. Y no me he vuelto loco. Otra que nunca falta en los conciertos (si estos tres saben lo que les conviene...).

Igual que "Time is Running Out", aunque de forma totalmente distinta, "Blackout" también podría ser del "2nd Law" (y la verdad es que sería de las mejores, si bien aquí en "Absolution" no destaca tanto). Es un gran tema, lento y puramente sinfónico (salvo por algún ataque "guitarrístico" que otro) que también deja ver el rumbo que tomaría Muse en trabajo posteriores.

La interpretación que hacen en H.A.A.R.P de "Butterflies and Hurricanes" es posiblemente lo mejor del concierto: un tema épico, con Matt a la guitarra todo el rato hasta que llega el momento de demostrar que es un pianista excepcional: se marca un solo estilo Rachmaninoff que deja a todo el mundo boquiabierto. La versión de estudio es buena, pero, no le llega a la suela al directo.

"The Small Print" inaugura una tradición en Muse que consiste en hacer canciones con un riff brutal pero que acaban pasando desapercibidas: posteriores ejemplos incluyen "Exo-Politics" y "MK Ultra". Vuelve a ser un momento casi heavy, con mucha más guitarra que, la verdad, se echaba de menos después de un par de canciones orquestales.

Llegando casi al final, "Endlessly" nos envía de nuevo al pop, esta vez con un sonido hasta discotequero. Instrumentalmente bastante más parca que las anteriores, tiene un ritmillo que, por algún motivo, me recuerda al "Can't Get You Out of My Head" de Kylie Minogue, que no enlazo aquí porque se me va medio público y no vuelve.

Si es cuestión de buscar parecidos, con el objetivo de que luego no me digan que lo hago con todo el mundo salvo con Muse, "Thoughts of a Dying Atheist" empieza siendo como Placebo, solo que Brian Molko hubiera hecho que una canción con un título tan deprimente fuera más deprimente todavía. Aquí eso no ocurre: pese a que Matt cante "and it scares the hell out of meee/and the end is all I can seee", el posterior "yeah yeah, yiayiaaah yiayiaaah yoowowowow" (no soy muy bueno en las transcripciones onomatopéyicas) le quita bastante peso a la canción.

Con "Ruled by Secrecy", una canción que siempre me ha pasado desapercibida pero que suena casi al Kid A de los Radiohead (por ese piano siniestro que acompaña a la voz de ultratumba de Mr. Bellamy), pero con el toque sinfónico de Muse.

No voy a decir mucho más: "Absolution" encumbró de verdad a Muse al estrellato. Para el superestrellato, sin embargo, quedaban unas cuantas cosas por hacer...

---------
LO MEJOR: "Stockholm Syndrome" y, en realidad, las ocho primeras canciones.

LO PEOR: Como viene siendo habitual, pierde ritmo al final. Entre eso y los interludios...

NOTA:
   - Personal: 9.5/10
   - "Musical": 8/10

NOTA ACTUALIZADA 2017: 21/30
---------
Quixote

5 comentarios:

  1. La verdad, no veo justo dar la misma nota a Absolution, un disco muy influenciado por Radiohead, que a Origin of Symmetry, un disco en el que se muestra a una banda con bastante personalidad.

    Por otro lado, tanto Blaze como yo también estaremos en el Palacio de lo Deportes. Lo que no es seguro es que toquen alguna del Origin. Una pena si es así.

    ResponderEliminar
  2. En realidad, me parece que "Absolution" tiene un poco más de variedad en la tracklist. También pienso que el "Origin" es mejor, pero se desmarca un poco más del rock alternativo y tira más al prog. Y siendo Radiohead como son, es imposible sacar un disco de rock alternativo sin que te comparen con ellos. Será por eso lo del "Absolution".

    En cuanto a lo del concierto, siempre que les he visto han tocado "New Born", "Bliss", "Plug In Baby" y "Feeling Good", y una vez "Citizen Erased". Alguna quitarán, pero serán sobre todo del "Resistance", imagino. Los clásicos son los clásicos. Si me dices que van a pasar del "Showbiz", lo entendería, pero olvidarse de "OoS" es como ir a un concierto de U2 y que no toquen nada del "Joshua".

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, los rumores apuntan a que como el año pasado se tocaron el Origin del tirón en el Festival de Leeds, acabaron un poco hasta las narices del Origin, por lo tanto, caerán pocas canciones de tal disco.

    Y el Absolution es el disco más oscuro de la discografía de Muse, con auténticos clasicazos, pero con una influencia mayor de lo normal de Radiohead ("The Small Print" y "Apocalypse Please" por citar dos ejemplos), sobre todo, en la entonación vocal. Se ve a kilómetros que su ídolo es Thom Yorke (con permiso de Jeff Buckley, claro), por lo que como Diego, creo que Absolution está un pelín por debajo que el resto de su discografía. Porque se ve que les cuesta ser ellos mismos, cosa que no ocurre en el "Origin of Symmetry" o en el "Black Holes and Revelations".

    ResponderEliminar
  4. También había pensado eso, que como lo tocaron todo por el 10 aniversario, lo dejarían más de lado (aunque también puede ser que como lo tienen más fresco, toquen más, nunca se sabe xD).

    En "The Small Print" la influencia puede ser más clara. Aunque, según Bellamy, a él no le hace especial gracia Radiohead y si los críticos les comparan es porque ambos tienen como referente a Buckley. Así que a lo mejor es un poco al revés. O a lo mejor lo ha dicho por despistar. Este tío es así, se contradice en cada entrevista. Sólo hace falta ver sus declaraciones sobre el 11-S...

    ResponderEliminar
  5. Ah, y gracias a los dos, que no lo he dicho, por comentar xD.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...