domingo, 3 de septiembre de 2017

Anochecer en Waterloo: ¿Quién mató al rock?, Anexo 1: Brand New

Hasta Brand New saben que lo hiciste tú.

Ha tardado unos meses, pero he conseguido recibir la primera respuesta crítica a mi maravilloso artículo en el que acusaba al mundo en general de asesinar al rock como género. O al rock en sí de suicidarse. Eso es lo de menos, es un gran artículo, os lo digo yo. Pero resulta que un querido amigo, llamémosle Joe Davola, al que tengo mucho aprecio ha decidido usar la reciente subida al número 1 de las listas americanas de Science Fiction, lo nuevo y quizá lo último de la banda de emo Brand New, como irrefutable prueba de que lo escrito es mentira o de que, como mínimo, el rock sigue vivo y entre todos nosotros.


Y me alegro muchísimo de este éxito, porque Brand New es una banda verdaderamente de calidad, y viene llevándose elogios desde hace una década. Y, por lo visto, aunque no lo he escuchado todavía, el álbum es fantástico. Así que mi completa enhorabuena al grupo haya decidido o no seguir grabando discos.

Dicho esto, utilizaré el éxito de Brand New como excepción que confirma la regla y como prueba de mi tesis, a diferencia de lo que podría parecer. Han pasado cinco largos meses desde el artículo original, y desde entonces tres, TRES, discos ostensiblemente de rock han estado en la cumbre de las listas americanas, el mercado más poderoso. Y pese a ello, esto no son buenas noticias.

LAS DICHOSAS VENTAS


Los otros dos discos número 1 han sido de bandas consolidadas (o que lo eran por aquel entonces...): Arcade Fire y Linkin Park. Ambos han sido vapuleados por fans y críticos, todo lo contrario a Brand New, lo cual es de agradecer, y lo convierte en una sorpresa aún mayor. Pero habrá que saber cuáles han sido las circunstancias y el contexto de este ascenso.

Para empezar, Science Fiction ha vendido en la semana del número 1 un total de 58000 copias. Es, con una diferencia absolutamente abismal, el número 1 menos vendido del año. No es un récord ni nada, el último disco de Rihanna copó las listas con 54000 copias vendidas... siete semanas después de haberlo hecho por primera vez. Dicho de otra manera, Brand New ha vendido apenas más en la primera semana que Rihanna en la semana de dos meses después de que saliera su disco.

Mirando las ventas de los números uno del año, Brand New ha sido una anomalía, una total casualidad. No hubiera sido número uno ninguna otra semana de este año. Ha sido un agujero impredecible, sin ningún otro lanzamiento ni medio relevante que pudiera haber competido con ellos. Veamos como queda este Science Fiction en comparación con los otros número uno, en ventas en la primera semana.


Los artistas de rock son claramente los que tienen ventas más modestas, con Arcade Fire y Brand New a la cola, y Linkin Park no mucho más arriba. 

Ojo, disclaimer: no quiero restar absolutamente nada de mérito a una banda tan desconocida para el mainstream y que ha conseguido vender 58000 álbumes "equivalentes" (ahora entro en lo que eso quiere decir). Me alegra muchísimo, tanto como cuando The Suburbs ganó el Grammy. No significa que el rock no esté en horas bajísimas, pero si que es una pequeña estrella fugaz (que pasará desapercibida por completo probablemente, porque a nadie más que a la industria le importa quién vende o deja de vender, y no creo que vayan a cambiar el modelo de negocio por 58000 discos) que podría revitalizar la escena independiente. La misma que lleva existiendo tanto tiempo y haciendo poquito ruido. Esto es algo, es una chispa, pero hay que mirar a la gráfica.

¿Qué vende? Hip hop y pop. Ya está. No va a haber promoción mainstream de otra cosa porque no vende. El lanzamiento de Science Fiction ha sido completamente independiente, así que casi todo lo que ganen va a ir a parar a la banda, lo cuál es maravilloso, nadie ha dicho que no se pueda vivir del rock. Pero vamos, Brand New tampoco han salido de la nada más absoluta como otros de los que aparecen en esa lista, llevan quince años y este número uno y sus ventas son una recompensa a todo ese trabajo más que otra cosa. Mucha gente se hubiera rendido y nadie les hubiera podido reprochar nada. Y es por eso que el rock anda tan mal. Bueno, por eso y por ti, soplagaitas.

EL DICHOSO INTERNET


Algo que me parece mucho más importante que la gráfica de arriba es la siguiente, que representa lo que vendría a ser los millones de streams de las canciones del álbum en cuestión.


Esto lo dice absolutamente todo. Las tres bandas de rock, juntas en la cola, suman unos 30 millones de reproducciones entre sus discos en la semana de debut: menos que ningún otro individualmente (menos Katy Perry, que ha sacado un truñazo cuyo single decente salió cuatro meses antes que el disco, así que no cuenta). Esta estadística va ligada a que los discos de rock son también los que más porcentaje de ventas "reales" tienen.

Así funciona Billboard ahora mismo: las ventas de tus discos cuentan, pero también cuentan los streams y las ventas de las canciones individuales: a saber, 1500 streams cuentan como un disco vendido, y diez canciones vendidas igualmente. Bienvenido al siglo XXI, rock. 

A uno le puede parecer bien o mal que cuenten esas cosas a la hora de contar álbumes vendidos, pero si Brand New tiene 5 millones de reproducciones y quien quiera que sea Bryson Tiller tiene 90, no creo que sea absurdo decir que hay un género que tiene infinita más relevancia que otro. Linkin Park ha vendido más discos que Tiller, pero tiene casi 6 veces menos reproducciones. Y es que más del 90% de los álbumes vendidos por grupos de rock son ventas "reales", de discos íntegros, mientras que Drake y K-Dot consiguen aproximadamente la mitad de sus ventas con streamings y similar. ¿Qué pasa aquí?

Pasa que, como dije ya en su día, el álbum es un formato obsoleto, y que en el fondo poco significa el hecho de vender uno en la actualidad. Que el pop y el hip-hop permiten a la gente vivir de un par de hits, pero en el rock el concepto de hit está muerto. Las canciones son infinitamente más importantes en el mundo real. Que hay álbumes fantásticos y Science Fiction es a todas luces uno de ellos, pero que sigue siendo una mota de polvo, aunque les regalen una placa conmemorativa. Que hace falta algo más para revivir el rock, y que pese a haber dicho que tampoco era una enorme pérdida, sería divertido e interesante verlo resurgir. Igual que si el Rayo se queda en segunda no me voy a quedar en la cama llorando, pero si asciende me pondré contento. Pues así es el rock, el Rayo Vallecano de la música. Solo que los fans del Rayo no hacen todo lo posible para que el equipo siga en el hoyo, ni se pelean entre ellos por ver si es mejor el Chori Domínguez o Javi Guerra, ni odian al resto de equipos... Bueno, igual un poco esto último sí, pero el fútbol es competición, maldita sea; la música no.

Compartid, escuchad, hablad de la música. Comparad, no compitáis. Aprended de otros géneros. Convenced, y quizás, y sólo quizás, el mundo del rock merecerá que la música rock siga existiendo. Y si no, espero que os guste "Despacito".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...