lunes, 3 de diciembre de 2012

The Black Keys @ Palacio de los Deportes de Madrid 28/11/2012





Aunque ninguno de los redactores habituales de Rockrítico se pasó por el Palacio de Deportes para contemplar a los Black Keys en directo, he conseguido que cierto personajillo que sí que asistió me prestara sus servicios como cronista musical a cambio de la 2ª temporada de "Breaking Bad". Este es su artículo:

________________________________________ 

¿Cómo conseguir en apenas 2 años pasar de ser un grupo poco conocido a dar el salto y conquistar a público de todos lados y llenar estadios? Pues trabajando durante años en tu estilo de música y creyendo en él en todo momento esperando que llegue tu oportunidad.

Así es como Dan Auerbach y Patrick Carney llegaban a Madrid para presentar su último disco, “El Camino”, con el que han dado el salto definitivo para colocarse en primera línea del panorama musical.

El concierto empezó con mucha fuerza, con The Black Keys queriendo meter al público en el ambiente lo antes posible. Así empezaron con “Howlin For You” y “Next Girl”, seguidos por “Run Right Back”, tres temas muy enérgicos que fueron tarareados por todo el pabellón de principio a fin. Ya con el público entonado, tocaron “Same Old Thing” y “Dead And Gone”, donde la cosa se calmó un poco tras el rotundo comienzo… hasta que Auerbach comenzó con “Gold On the Ceiling”, uno de los grandes éxitos de “El Camino”, donde el público volvió a entregarse a fondo.

Aquí hubo un pequeño respiro y el primer movimiento escénico de la noche, en el que los músicos de apoyo se van y Auerbach y Carney se quedan solos en el escenario. Llegan 3 canciones de sus primeros discos: “Thickfreakness”, “Girl Is On My Mind” y “Your Touch”, que además son de lo mejor de la banda, con Auerbach luciéndose con los riffs y solos y un Carney que no se queda atrás, siguiéndole en la improvisación y los cambios de ritmo. Sin duda la parte más Blues-Rock del concierto, y la que mejor define su estilo.

Vuelve a entrar el resto de la banda, con todo el escenario a oscuras excepto por un foco que ilumina a Auerbach y a su guitarra acústica; era el momento de “Little Black Submarines”, que consigue unir en una sola voz al público y, cuando Auerbach cambia la acústica por la eléctrica y se une el resto de la banda, hacerle saltar acabando la canción con la energía del comienzo del concierto.

Tras esto se sucedieron temas nuevos como “Money Maker” y “Nova Baby”, u otros anteriores con raíces más Blues como “Strange Times”, “Sinister Kid” o “Ten Cent Pistol”; que siguieron demostrando por qué estos dos chicos gustan ya a tanta gente.

Después empezó a llegar la traca final: primero con “She´s Long Gone”, un tema muy intenso con un maravilloso riff que puso al público a punto para la llegada de “Tighten Up” y “Lonely Boy”, dos de los mejores temas del grupo, que sonaron fantástico (como debía ser), aunque en algunas partes Auerbach metió más pedal del necesario. En cualquier caso, me encantaron: no pude evitar silbar en “Tighten Up”, ni bailar en “Lonely Boy”, pero vamos, tampoco pudo nadie en todo el Palacio de Deportes. Momentáneamente abandonaban el escenario: llegaban los bises.

Tras el descanso, volvieron con “Everlasting Light”: un tema muy apropiado para abrir un concierto por su “crescendo” y su melodía pegadiza, pero que tras un descanso entró también muy bien. Volvía a salir el resto de la banda, quedándose de nuevo ellos dos sólos en el escenario. Llegábamos al final: así nos lo hacía saber Auerbach tras despedirse y dar las gracias. Cerraron el concierto con “I Got Mine”, un temazo que irradia Blues por todas partes, aunque sin perder su tremendo toque rock. Así, Auerbach y Carney, por última vez durante la noche, se complementaron a la perfección tocando con partes improvisadas una de sus mejores canciones, que bien merecía ser el final a una gran noche.

En resumen, un gran concierto que se me hizo más corto de lo que me hubiera gustado, pero en el que tocaron todo lo que tenían que tocar a un excelentísimo nivel. Desde luego, su mezcla de Blues-Rock crudo y potente, unido a un demostrado directo de calidad, bien merece volver a ir a verles una próxima vez.

Heisenberg

1 comentario:

  1. Magnífica la crítica. Aunque, sinceramente, estos chicos nunca han terminado de entrarme... Los tengo en barbecho, ya les daré una nueva oportunidad con el tiempo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...