jueves, 27 de diciembre de 2012

Las 13 de Spartan George: Lo mejor de 2012 (II)


Empecé ayer una lista que imagino ya no haría demasiada gracia a algunos, con la inclusión de gente como Ke$ha... Pero me es indiferente, porque sigo a mi rollo, pasando de las críticas como Sabina, y volviendo aquí con los cinco temas siguientes, ya de lleno en el top 10, que nos dejan a las puertas del podio, con la boca hecha agua esperando conocer los que son (para mí, siempre para mí, esto es muy personal) los mejores temas de este 2012. Sigamos con la lista.

--------------------



La segunda aportación española, ya en el top 10, también la traté en su día, cuando hice la crítica del disco en que se encuentra, que acababan de regalarme. Dikers fueron sin duda todo un descubrimiento, con una energía impresionante, temas perfectamente construidos y letras más que decentes, todo ello manteniendo su toque de originalidad. Para más muestra, este brutal tema, con un primer minuto lento y melódico que luego cambia radicalmente para ofrecer 4 minutos de pura tralla rockera.

--------------------



Nunca he sido muy fanático de los White Stripes… Me parecen un gran grupo, con algunos temazos, pero nunca han sido mi estilo. Como tampoco lo es el rollo que lleva en solitario Jack White. Sin embargo, he de decir que Blunderbuss me pareció un discazo con mayúsculas, descubierto a raíz de este tema tan excéntrico, tan curioso y tan tremendamente personal en todos sus aspectos. Desde la forma de cantar hasta las guitarras (ese solo raro de narices), pasando por el erotismo poco velado de la letra y el vídeo (joder que si se parece a Johnny Depp… más incluso que Tuomas Holopainen, al que teníamos en el décimo puesto de la lista), todo es una auténtica gozada para los oídos. Y no llega a tres minutos: lo bueno, si breve…

--------------------



A las puertas del top 5 nos encontramos con la primera canción (solo hay dos, aunque grupos haya más) en que coincidimos Blaze y yo. Y sinceramente, no sé qué decir sobre este tema que no se haya dicho ya… Una letra incomprensible (es lo que tiene el coreano) pero tremendamente pegadiza, y no solo en los versos en inglés; un vídeo delirante; una coreografía aún más extraña, pero que tiene más años que el vinilo… Todo, en conjunto, se las ha arreglado para triunfar en Europa. Quizás, como decía mi compañero, ayude el hecho de que la tipa que aparece, Hyuna, esté buena… aunque su versión de este temazo, con voz de ardilla drogadicta, sea una basura.

--------------------



Vuelven mis tortugas patrocinando Suchard para convertirse en el último grupo español de la lista, y el único que se abre camino hasta el top 5. El tema, incluido en la edición deluxe que sacaron hace poco de su último disco (que ya reseñé también en su día), ofrece más de lo mismo que siempre: melodías sencillas, instrumentación bonita, ñiños pululando por ahí y letras de un positivismo acaramelado. Todo ello rodeando estas fechas navideñas lo pueden convertir en algo infumable por ñoño y facilón, pero no importa, porque sigue siendo una canción preciosa de las que te levantan el ánimo sin mucha dificultad.

--------------------



Que Muse ha sacado con su The Second Law uno de los mejores discos del año (si no el mejor) es algo absolutamente indiscutible. Que se han reinventado a sí mismos (otra vez), también lo es (ya lo dejaba claro Quixote en su crítica). Y que desde que salió el disco he reivindicado día tras día este tema, aunque la gente no empezara a hacerme caso hasta después de oírlo en nuestros Mandriles tocado en directo, también es innegable. Lo siento, pero para mí es el tema central del disco: electrónica, teclados, sintetizadores, baterías raras, Matt cantando a años luz de distancia, un tono melancólico que se va animando poco a poco.... “¡Pero es dubstep!” ¿Y eso qué importa? Son Muse.

1 comentario:

  1. 8. Me gusta la comparación con Nickelback que ha hecho Salva. Nunca he entendido el odio a los de Chad Kroeger, hacen rock simple y melódico, fácil de digerir. Los Dikers estos son bastante más duros, y están bastante bien. Ahora, repetitivos son un rato.

    7. Ese es Johnny Depp, no me toques las narices.

    Cuentan de Jack White que, en su pasado como reparador de muebles, escondió en los sofás que arreglaba vinilos con singles primigenios de los White Stripes. Si conocéis a alguien que tenga un sofá reparado por Jack White, rajarlo y igual encontráis un disco que valdrá una pasta.

    Pasando de anécdotas, la canción está bien, aunque la actitud de rapero en el videoclip me descoloca bastante. Y el solo es... ¿guay?

    6. Es posiblemente el acontecimiento cultural de la generación, más que la octava de Harry Potter. Pero lo poco gusta, y lo mucho cansa...

    5. Blanda blanda blanda blanda blanda blanda blanda blanda blanda. Y encima coro de niños... Eso sí, si les conseguimos sacar una entrevista, son los nuevos Beatles, ¿ok?

    4. También es blanda blanda blanda. Pero es Muse, y Muse mola. No es lo mejor del disco, pero es un gran tema. Pero el dubstep como género es basura, por regla.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...