sábado, 29 de diciembre de 2012

Quixote's Top 10 of 2012 (Parte 1)

Me he visto obligado a escribir mi propio Top 10 deprisa y corriendo, básicamente porque, anteayer a estas horas tenía tres canciones de 2012 para la lista. Ahora son nada menos que trece, pero por no copiar a George, he recortado tres. Las voy a mencionar, por supuesto.

Antes de comenzar, creo que conviene hacer una pequeña recapitulación del año, ya que mis compis no la han hecho. Y mañana terminaré con una predicción a lo Nostradamus de lo que nos espera, a ver si me equivoco mucho o totalmente.

2012 ha sido un año catastrófico, como viene siendo habitual, en lo musical. El mainstream sigue igual de corrompido y, a diferencia de 2010, cuando Kanye West se llevó todos los elogios, o 2011, año en que le tocó recibirlos a PJ Harvey; 2012 no tiene un disco del año. La crítica está muy dividida: Kendrick Lamar, The Swans, Fiona Apple, Tame Impala, Alt-J, Frank Ocean... todos han sacado discos relevantes, pero no clásicos.

Hemos podido ver, sin embargo, algún brote verde en la corriente popular. Sí, las listas han sido copadas por Taylor Swift, por LMFAO, por Rihanna... pero también por fun. y Gotye, cuyo peculiar pop no es a lo que estamos acostumbrados. ¿Se continuará por este camino, o se volverá a las andadas? Para eso está 2013... mientras tanto, mis canciones preferidas de 2012 son...




13. Bat for Lashes - Laura
12. Beach House - Lazuli
11. Compact Disco - The Sound of Our Hearts (¡la entrada húngara en Eurovisión! ¡Que hipster, tú!)

10. Sky Ferreira - Everything is Embarrassing


El número 10 ha estado disputado, porque no decidía si era más embarazoso admitir que me gustaba un tema de Eurovisión o otro de una joven y desconocida diva pop en la tradición de 1989, más o menos. Pero, como dice el título de la canción, "todo es embarazoso", así que qué demonios.

Presento este tema al mundo como prueba irrefutable de que estamos metidos hasta el cuello en una revival de los ochenta. Esta canción es a la vez indie y descaradamente comercialoide, muy pegadiza y bailable. El estribillo se repite como ochenta veces, pero no cansa en absoluto. Y cuando entra el slap bass, en el puente, mientras esa batería machacona tan retro sigue sonando y sonando... te transporta definitivamente veinticinco años atrás en el tiempo. No es tampoco demasiado memorable, pero suena bien, desde luego.

9. Killing Joke - In Cythera


Es admirable ver a un grupo que lleva treinta años en el negocio y que sigue apostando por la misma fórmula. Killing Joke se ha sacado de la manga un disco fantástico, pero que continúa en la línea clásica post-punk gótica de la banda, la misma del "Love Like Blood". Y claro, los temas que salen son buenos.

La potencia de la batería, y la magnanimidad de las guitarras del estribillo hacen que perdonemos el hecho de que la voz de Jaz Coleman no sea ni mucho menos nada especial. Puede ser ligeramente repetitiva, pero es una canción que motiva, que hace que te suba la adrenalina. Y eso tiene mérito.

8. The Shins - Simple Song


The Shins son uno de los grupos más injustamente olvidados del indie, frase que me convendría recordar de vez en cuando. Han vuelto este año con un nuevo álbum del que este "Simple Song" es el single principal. Y lo que comienza como una canción simple y olvidable se convierte en una maldita maravilla.

En cuatro minutos, se dan citan unas cuantas melodías pegadizas, guitarras facilonas, un piano melancólico... O sea, que sí que es una canción simple, pero está tan maravillosamente compuesta que es mucho más que eso: una verdadera joya del pop reciente.

7. Ariel Pink's Haunted Graffiti - Only in My Dreams


Ariel Pink es una debilidad que tengo. Desde su Before Today soy fan acérrimo: su manera impresionante de coger toda la música hortera de los 60, 70 y 80, actualizarla y convertirla en oro puro es verdaderamente digna de admiración.

"Only in My Dreams" es increíble. El sonido de este tío es totalmente único, consigue a base de yo qué sé qué efectos un ambiente retro superlativo, con una producción que es tan pobre como eficaz. En serio, es una canción perfecta y probablemente debería estar mucho más arriba.  

6. Anathema - Untouchable, Pt. 1



Estoy horriblemente decepcionado con Anathema. Me encantó este tema y supuse que sus discos anteriores tan bien valorados, Alternative 4 y Judgment, me parecerían increíbles. ¡Rock progresivo y alternativo, wow! Pues bien, esos discos son la respuesta a la pregunta: ¿Cómo sonaría Opeth si le quitaras los guturales y dejaras solo las partes tranquilas? Y aunque son muy escuchables, son también bastante aburridos.

Sin embargo aquí, tras un primer minuto de apenas guitarra y voz, el tema va in crescendo y acaba llegando a unos niveles de epicidad bastante altos que gustarán a los amantes del rock duro dramático, y eso es lo que echo en falta en los otros Anathema. Además, la batería me recuerda al "Map of the Problematique" de los Muse.

Quixote

1 comentario:

  1. Como era de esperar, tu lista se aleja totalmente del mainstream que señoreaba la mía (más o menos), y eso es algo muy de agradecer :P Pinta guay: cuando salga la segunda parte y vuelva a tierras de la Tarraconensis, me la escucho del tirón y te comento, Nostradamus ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...