jueves, 25 de octubre de 2012

Los diez discos de Metal de la década, Parte II


Vaya, no me han mandado a la hoguera todavía. Criaturitas. Esto… ¿está el micro abierto ya? ¡Aquí Blaze, una vez más, desde Rockrítico! Los fans del Heavy Metal no se pueden quejar de la dosis metálica que están recibiendo en los últimos días desde este blog, por lo tanto, sacad el cuero del armario, abrochaos el cinturón de balas, y cubrid vuestros cuerpos de tachuelas, que aquí llega… ¡La segunda parte de los diez discos de Metal de la década!



5 KILLSWITCH ENGAGE – AS DAYLIGHT DIES (2006)

Todos sabemos la cantidad ingente de grupos de Metalcore que hay hoy en día (Trivium, Bullet For My Valentine, Black Veil Brides, Bring Me The Horizon…), y este disco es el mejor y más influyente de la mejor banda que ha tenido el género, gracias a su capacidad melódica (tanto de la voz como de las guitarras), y un elemento casi único en el Metalcore: letras inteligentes. La primera mitad del álbum es abismalmente buena, con trallazos como “This Is Absolution”, “Unbroken” o el archiconocido “My Curse”, y por lo general se mantiene el nivel en el resto del álbum. Una pena que esté tan infravalorado, a pesar de su influencia.

Killswitch Engage - As Daylight Dies DISCO COMPLETO

 4 MASTODON – CRACK THE SKYE (2009)

Alucinante. Casi tanto como lo que estos tíos se deben meter. Es la única forma que se me ocurre de definir el mejor disco de Mastodon, y mira que les precede una discografía buena. Este tour de force de Metal Progresivo inspirado en la Rusia Zarista es brutal. Si Mastodon ya eran especialistas en crear ambientes y sonidos escalofriantes y únicos, en este álbum van más allá, desarrollándose como banda y como músicos, multiplicando su ambición. Desde la espídica “Oblivion” que abre el álbum, hasta “The Last Baron”, pasando por las increíbles “Divinations” o “The Czar” no hay una sola canción que baje el nivel del disco. Son el futuro del metal, junto con otra banda que todavía no ha aparecido en esta lista… (risa diabólica y fundido en negro).

Mastodon - Crack the Skye DISCO COMPLETO

3 OPETH – WATERSHED (2008)

Death Metal Acústico y Progresivo. Sí, Opeth nos ofrece todo esto junto en este álbum, por difícil que resulte creer, y a veces a la vez (y si les sale de los huevos, llegan a tocar Jazz en “The Lotus Eater”). Todos los intérpretes están a un nivel estratosférico, destacando los dos guitarristas, y mención aparte para el además vocalista Mikael Akerfeldt, con un registro espectacular, que lo mismo te hace guturales dignos de Satán que te canta como los ángeles. Los temas del disco suelen ser largos y complejos, pero sobre todo, variados. Los cambios de ritmo suelen ser igual de inesperados que eficaces, y el crisol de registros que puede haber en un tema de este disco solo puede ser descrito como abrumador. Pero sobre todo, lo que prima aquí es la increíble calidad de las melodías. Prueba de ello son “Hessian Peel” y la hermosa balada “Burden”. Eso sí, no se nos olvide que estos suecos son capaces de hacer metal a piñón e invocar a Satán (“Heir Apparent”). Lástima que, a mi gusto, hayan perdido esta variedad en pos de hacer “simplemente” rock progresivo en su último álbum, “Heritage” (2011).

Opeth - Watersehd DISCO COMPLETO

 2 SYSTEM OF A DOWN – MEZMERIZE / HYPNOTIZE (2005)


Pues sí, he metido los dos álbumes como uno. A pesar de que fueran publicados por separado, llegando al número uno de las listas sendos álbumes en menos de un año (hazaña digna de los mismísimos Beatles), realmente, están pensados como un doble álbum. Musicalmente hablando son bastante similares, quizá “Hypnotize” sea más psicodélico, y la producción es idéntica.

Los System nos dan de todo, y por todos lados, con esta pareja de obras de arte. ¿Quieres Thrash Metal? Dos tazas: “B.Y.O.B”, “Attack”, “Cigaro”. ¿Necesitas una balada épica? “Soldier Side” o “Lonely Day” dan en el clavo. ¿Quieres Rock Progresivo? De regalo, “Question”, “Hypnotize”. ¿No eres muy popular en tu manicomnio? Cántales a tus “amiguitos” “This Cocaine Makes Me Feel Like I Am On This Song” o “Vicinity of Obscenity” (letra profunda la de esta canción: “banana banana banana terracota banana terracota terracota pie”). ¿Quieres todo esto a la vez? “Violent Pornography”, y disfruta. Aparte de su variedad, la gran baza de este doble álbum, la capacidad melódica a la que llega System of a Down en Hypnotize/Mezmerize no tiene parangón en su discografía, ni en su género (el infame Nu-Metal, aunque es prácticamente imposible etiquetar a este grupo), ni en el Metal de los últimos diez años, con permiso de…

System Of A Down - Mezmerize DISCO COMPLETO
System Of A Down - Hypnotize DISCO COMPLETO

 1 MACHINE HEAD – THE BLACKENING (2007)

 ¡¡TACHÁN!! Venga, no me digáis que no os lo esperabais, se veía venir…

Machine Head era un grupo de Metal de mediados de los noventa, heredero de Pantera y Sepultura, que tuvo un gran debut con el “Burn My Eyes” (1994), pero que se fue diluyendo a lo largo de la segunda mitad de los noventa, debido a coquetear con el dichoso Nu-Metal y a las adicciones del Robb Flynn, su cantante.

Sin embargo, en el siglo XXI la banda consigue realzar el vuelo tras numerosos cambios de formación con el gran “Through the Ashes of Empires” (2003), un auténtico mazazo de Thrash Metal. No era fácil superar este disco, así que Robb y sus chicos debieron pensar algo como “mezclemos la música de Pink Floyd, Judas Priest y de Pantera en el mismo disco, a ver qué sale”, y tras cuatro años de lucha sónica, llegó “The Blackening”.

 ¿Por qué está aquí este disco, en el número uno? Porque lo tiene TODO. Todo, todo y todo lo que un disco de Metal con M mayúscula debe tener. El álbum está plagado de riffs complejos y espídicos, alternados con otros más lentos y pesados, con unas letras contundentes que te hacen ondear el puño. Por, otro lado, en el disco hay elementos de Heavy Metal clásico, del Thrash del ´86, del Progresivo, del Rock Clásico, pero siempre, siempre, predominando la melodía. Cuando no te dan la melodía los épicos estribillos (“Beautiful Mourning”, “Now I Lay Thee Down”), te la dan unas hermosas guitarras dobladas entrecruzándose una y otra vez (“Aesthtics of Hate”). Y si no, todo lo nombrado en esta mini crítica a la vez, como en “Clenching the Fists of Dissent”, “A Farwell To Arms”, o en la perfecta “Halo”, con ese solo espídico a dos guitarras.

Ay, yo alcanzo el Nirvana Metalero en ese momento. Pero si te paras a pensarlo, la calidad media del disco es abrumadora. No decae en ningún momento. Si hasta las que se pudiera decir que son “de relleno”, “Wolves” y “Slanderous” son la hostia. Es un disco al que no se le puede sacar ningún fallo, y por eso para el que escribe, es el mejor de los últimos diez años.

Lista de reproducción del álbum (menos Now I Lay Thee Down)
Now I Lay Thee Down

Y como no me habéis mandado a la hoguera en todo este tiempo, os dejo un regalito

Au revoir!
Blaze

14 comentarios:

  1. La hazaña de SOAD no es que sea digna de los Beatles... Es que solo la lograron ellos, los Beatles y los Guns N' Roses. Casualmente, son los tres primeros grupos de los que tuve una camiseta jajaja

    En general de acuerdo con todo. Salvo que a mí, personalmente, me gusta más el "Unto the locust" que el "Blackening" (ojo, no digo que sea mejor). Y que no has destacado uno de mis temas favoritos del "Hypnotize/Mezmerize", la preciosa "Sad Statue". Por lo demás, y en cuanto a todo lo escuchado, lo has clavado.

    Ya has conseguido metalizar a tope el blog. La próxima vez a ver si no te echas atrás y me ayudas a metalizar los 40 Principales xDD

    ResponderEliminar
  2. Si te digo la verdad, por el conflicto "Unto the Locust" - "The Blackening" por poco me hace explotar la cabeza. No puedo decidirme de entre los dos cual es mejor. Estuve a un tris de hacer un doble número uno con estos dos discos, pero ya que habías criticado el "Unto the Locust" en el blog anteriormente, me interesaba más hablar del "Blackening". Que insisto, no sé cuál de los dos es mejor.

    La verdad, no quiero estancarme en la crítica de Metal. Lo próximo que critique será radicalmente opuesto al Metal, ya lo aviso ^^

    ResponderEliminar
  3. Ya he escuchado todos los discos de la lista! Wooh! Procedo a resumir mis impresiones:

    10. Rammstein: El equivalente a escuchar un disco de remixes tecno-metal de la meme de Hitler en "El Hundimiento": 4/10

    9. Bullet For My Valentine: Puesto que no hacen demasiado death growl, lo pude hasta soportar: 5/10.

    8. Lamb of God: Como BFMV, pero con guturales. Me han concedido una indulgencia plenaria por escucharlo: 2/10.

    7. Slipknot: ¡Me gustó bastante "Circle"! Pero solo esa: 3/10.

    6. Tool: Un grupo que nunca consideraré de mis favoritos, pero que todavía no me ha fallado: 7/10.

    5. Killswitch Engage: Algo a medio camino entre Lamb of God y BFMV, me parece. O tal vez no. En cualquier caso: 4/10.

    4. Mastodon: Meten caña, pero por lo menos hacen el esfuerzo de cantar: 6/10.

    3. Opeth: Cuando Akerfeldt no canta como un demonio del averno, son excepcionales. El problema es que quiero que sean Porcupine Tree: 6/10.

    2. SOAD: En algún momento entre el Mesmerize y el Hypnotize, me di cuenta de que son genios. Completos genios. Casi tanto como "Weird Al": 7/10.

    1. Machine Head: Ahora, sin tratar de herir sensibilidades: tienen sus momentos, pero no me han impactado más que el resto. De hecho, mis expectativas debían de ser bastante altas, porque les doy un paupérrimo 3/10.

    Conclusiones:
    - No me gustan los guturales.
    - El metal, si es progresivo, mejor.
    - El metal, si es Iron Maiden, mejor.
    - No entiendo de metal.

    Saludos y perdonen las molestias xD.

    ResponderEliminar
  4. Podría redactar un amplio comentario devanándome los sesos intentando explicar lo que es el Metal, pero mi tiempo es oro.

    Creo que la esencia de tu ampliamente razonado comentario se resume en la última de sus conclusiones.

    ¡¡Un abrazo y encantado de hablar del tema cerveza en mano!! (si le gusta la cervza a mi señor ex-Moctezuma)

    ResponderEliminar
  5. Vaya, gracias xD. Discutiremos sobre esto cuando quieras, aunque prefiero una Fanta Naranja en la mano, soy así de nenaza.

    Que conste que escucho bastante metal, de casi todos los colores: recientemente no sólo he escuchado estos, si no también a Isis, Neurosis, Slayer, Black Sabbath en la etapa Dio, Death, Mercyful Fate, etc. O sea que por lo menos me esfuerzo xD.

    Pero el caso es que, por lo general, a lo más que llego cuando escucho death y thrash es a pensar "wow, soy lo más cañero del mundo" cuando ando por la calle. Es mejor que el "me estoy haciendo viejo" que he pensado hoy al estar escuchando (y disfrutando) a Van Morrison, pero no es suficiente.

    En cualquier caso, adoro a Iron Maiden, a Dio y a Queensrÿche, y aprecio a Metallica, Sabbath y Judas Priest, pero en cuanto se pasa de heavy, según un listón que tengo puesto aproximadamente en "Master of Puppets", me resulta difícil.

    Compréndeme, soy un apasionado de la melodía. Los guturales añaden potencia, añaden fuerza, pero son totalmente antagónicos a mis gustos. Es similar a lo que me pasa con el hip hop, por ejemplo. Puedo valorar el ritmo, las bases, o las letras si me pongo a escuchar con atención, pero lo que es la melodía, en muchos casos, no aparece por ningún sitio.

    En fín, aquí termina este otro ampliamente razonado comentario con el que llego a la misma conclusión que antes: no tengo ninguna autoridad para hablar de este tema xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si. mas que viejo me parece que eres bastante gay

      Eliminar
    2. Sí, eso lo explicaría todo.

      Eliminar
  6. Me temo que somos dos apasionados de la melodía, en ese sentido. Precisamente, los discos que están aquí, están por su capacidad melódica, bien derivada de las guitarras (caso de Lamb of God), o bien de las guitarras y de la voz (en el resto de casos de la lista). Si no hubiera meoldías decentes, no estarían aquí.

    Y ojo, no subestimes a los mal llamados guturales. También hay melodía dentro de los mismos. No resultan agradables para todo el mundo, como es evidente, pero si miras la línea vocal en una partitura, hay melodía. No notas estáticas, caso de Mark Knopfler, sino melodías de verdad. Haz la prueba ;)

    PD: si no me equivoco, Death son Death Metal (y ese género está caracterizado por sus "guturales").

    ResponderEliminar
  7. ¿Y qué demonios os han hecho ahora los Straits para que les metáis en esto? Creo que Mark Knopfler es un ejemplo sacado de contexto en esta discusión... y lo digo a pesar de estar de acuerdo más con Blaze que con Quixote.

    (Prometí no entrar en la discusión, pero el único que tiene derecho a insultar a Mark Knopfler en este blog soy yo. He dicho.)

    ResponderEliminar
  8. Iba a mencionar la melodía de las guitarras, pero tiraba por tierra todos mis argumentos y he preferido no hacerlo xD. El caso es que me refería más a melodías vocales. No se me ocurren razones por las que tengo más en cuenta este tipo de melodías que las del resto de instrumentos, pero soy así.

    Y lo siento George, pero por mucho que los Straits molen, Mark Knopfler es un buen ejemplo aquí. Tras un poco de meditación, he conseguido aceptar los guturales como melódicos. El caso es que no me gustan, no se me hacen agradables al oído. Está claro que el death metal (que sí, que he escuchado a Death, pero no he dicho en ningún momento que me gusten xD) se escucha por la intensidad que ofrece, por la potencia, por algún riff que te tire contra la pared... pero no por la melodía.

    Dicho esto, no voy a rendirme con el metal. Si mañana sacáis una lista de los 100 mejores discos de viking metal fusión, me los voy a meter en el iPod y, aunque rezaré por que no salgan en reproducción aleatoria, los escucharé si tengo que hacerlo. Igual que hago con cualquier género del mundo.

    ResponderEliminar
  9. Considero que, en el caso de Knopfler, incluso aún cuando no canta, suele haber cierta melodía en las voces. En "Romeo & Juliet", por ejemplo, me parece que la hay. Si vosotros no la véis, pues a lo mejor me equivoco. Pero me da igual, estoy acostumbrado a equivocarme.

    Por eso digo que no es un buen ejemplo. Si me hubieras dicho Lou Reed, por ejemplo, vale, porque él ni canta ni tiene melodía. Pero Knopfler sí que la tiene, aunque no cante, repito. O así lo veo yo.

    ResponderEliminar
  10. Vamos a ver.

    Para mí el gutural es un recurso más, que aporta potencia y oscuridad. Y como recurso, no debes usarlo para todo(ejem, Lamb of God)poruqe pierdae su parte oscura.

    Y hablando de Opeth, los López para los amigos, a ver si reconocéis en esta foto al de la izquierda, productor del "Blackwater Park". http://rocktambulos.com/wp-content/uploads/2011/12/Opeth-Porcupine-Storm-Corrosion.jpg

    ResponderEliminar
  11. Por eso decía que quiero que Opeth suenen como Porcupine Tree xD.

    Y Jorge, ¿por qué aprovechas todas las discusiones para meterte con Lou Reed? No es que no lo merezca, pero el pobre ya tiene suficiente con lo que tiene. Y en su etapa en solitario es igual de melódico o más que los Dair Estréis. Escucha "Perfect Day", por ejemplo, o el mismo "Satellite" que ya pusimos en su día... ¿Lo dejamos en Bob Dylan, y ya está?

    ResponderEliminar
  12. ¿Que por qué aprovecho para meterme con él? Hoy mismo, sin ir más lejos, he leído una entrevista en El Mundo donde decía (palabras textuales) que "la Velvet es el mejor grupo en el mundo, de todos los tiempos. Nadie llegó a acercarse siquiera a ellos jamás, ni llegará a hacerlo". Y se queda tan a gusto.

    Ciertamente, "Pefect Day" y "Satellite of love" (que me gusta, y todo) tienen melodía en la voz... Quizás haya sido un mal ejemplo. Pero sigo reafirmandome en que el ejemplo de Knopfler era aún peor. Y Dylan es mejor ejemplo, aunque con matices también, claro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...