viernes, 16 de noviembre de 2012

3x1: Bruno Mars – Melendi – Tokio Hotel

Hoy, viernes 16 de noviembre, es un día especial para nosotros. Hoy, 16 de noviembre de 2012, Rockrítico cumple tres años.

No me voy a enrollar ahora diciendo lo bonito que ha sido todo, lo que os agradecemos el apoyo (ya lo sabéis, no hace falta que lo diga) y todo eso… El caso es que han sido tres años geniales, en los que hemos ido creciendo poco a poco, haciendo cosas que antes creíamos impensables. Y esperemos que sigamos creciendo y esto dure muchos años más.

Pero también es cierto que agota tanto trabajo. Así que hoy, anuncio, de forma temporal, mi retirada de la crítica escrita en este blog (ya oigo vuestros suspiros de alegría y alivio). Seguiré apareciendo en los podcast, en batallas de bandas y de forma muy puntual, en algún otro artículo, pero durante unos meses, dejaré a mis compañeros Quixote y Blaze solos en lo que supone el fundamento de este blog, el análisis escrito de discos o artistas. ¿Por qué? Pues básicamente porque estoy cansado, harto de sobreanalizar toda la música que escucho. Y lo mismo me pasa con la literatura y el cine (también voy a abandonar mis otros blogs). Así que intentaré descansar de todo esto durante un tiempo para luego volver con las pilas cargadas.
Antes de irme, de todas formas, me he comprometido a realizar todas las críticas que me habéis pedido, algunas hace meses. Y otras cosillas que tenía yo pendientes. Así que, sin dilación, empiezo hoy con un 3x1 de artistas que tienen poco que ver con el ámbito del blog, pero a los que tenía ganas. Espero que los disfrutéis.

Y gracias. Han sido tres años maravillosos para nosotros (para mí al menos), y no habría sido así sin vosotros.

--------------------



Al principio no me gustó Bruno Mars, cuando lo escuché. Pensé “bah, no es más que una copia barata de Michael Jackson”. Y en cierta manera, sigo manteniendo mi opinión. Es una copia, creo, bastante descarada. Aunque eso sí, de barata tiene poco, porque hay que reconocer su cierto mérito.

Como muchos otros, apareció prácticamente de repente en el mundo del pop con su disco debut, que os traigo hoy, en 2010. Pronto arrasó, con un estilo asequible, blandito y fácil de escuchar, pero también bien trabajado, y que le valió un premio Grammy ese mismo año. Con un aspecto y un deje a lo Michael Jackson (más en la forma de cantar que en el estilo), el estadounidense triunfó en las listas y fue conocido en todo el mundo, empezando a hacer miles de colaboraciones en todo el universo conocido.

¿Pero ofrece algo realmente original Doo-wops & Hooligans? ¿Merece tanto bombo y tanta admiración? Pues nada más comenzar el disco, lo parece, con un temazo como es “Grenade” (sin duda lo mejor de este chico, junto con la colaboración que hizo con Bad Meets Evil, “Lighters”), aunque sin embargo, pronto decae (“Just The Way You Are” es decente… pero poco más). Se suceden temas (“Our First Time” es el caso más claro) que recuerdan a una versión sosa y deprimente del rey del pop, y otros que no tienen nada que ver, como “Runaway Baby” o “The Lazy Song” (que tiene un video que me parece horrible). Las dos siguientes, “Marry You” y “Talking To The Moon” son puro pop comercial nada destacable y muy pasteloso; únicamente el señor Damian Marley haciendo de Damian Marley consigue darle algo de variedad a la cosa con “Liquor Store”. En “Count On Me” se convierte en una mezcla entre Michael y el señor Israel Iz Kamakawiwo’ole, para luego cerrar con esa colaboración tan bizarra y terrible que realiza con Cee Lo Green (no aguanto a este tío, lo siento) y B.o.B. (otro petardo, aunque no tanto), en “The Other Side”.

¿El nuevo Michael Jackson? Desde luego es lo más parecido al rey del pop que la cultura musical actual puede ofrecer. Y aunque es un buen músico y buen cantante, recae en lo fácil, lo comercial, en seguir el camino de los demás y dejarse llevar por lo que vende. Y eso lo demuestra en el disco una y otra vez.

Por cierto, no he puesto enlaces en las canciones porque estoy vago, así que os pongo en el título del disco un enlace con el álbum completo. A disfrutar.

LO MEJOR: “Grenade” es una de las mejores canciones de pop de las últimas décadas. “Runaway Baby” me parece genial. Hay alguna decente, como “Just The Way You Are” o “Liquor Store”. Y ya.

LO PEOR: “The Other Side”, “Talking To The Moon”… Le sacas de la imitación de Michael y pierde por completo su esencia y su identidad.

VALORACIÓN: 4,5/10. La primera vez que lo escuché, reconozco que me gustó. Y tiene cosas buenas. Pero como conjunto, es predecible, repetitivo y soso. Si no fuera por algún tema que se salva, el suspenso sería mucho más rotundo.

--------------------



Últimamente me he dado cuenta (todos los que me rodean se han dado cuenta) de que adoro a Melendi. Al Melendi más rockero, de su última época, el Melendi menos rumbero y más adorador de Extremoduro, más maduro (como persona y como músico), un Melendi que ya no solo escribe y compone bien, sino que a veces también hasta canta. ¡Hasta canta!

Eso claro, me ha traído muchos problemas, porque la gente tiene la idea de que Ramón Melendi es solo ese rumbero rebelde y porrero que en 2003 aterrizó en el mundo de la música, y que logró el éxito con cosas como “Me gusta el fútbol”, “MagicAlonso” o su tremendamente popular “Calle La Pantomima”. En 2008 comienza a transformarse, aunque no será hasta 2010 cuando llegue el cambio radical a un rock más íntimo, de cantautor, con el álbum Volvamos a empezar.

Esta misma semana (el martes 13, concretamente), sacó a la venta su sexto disco de estudio, Lágrimas desordenadas, donde ese cambio ya se hace completo, con un estilo que recuerda más al de gente como Rulo y la Contrabanda que al propio Melendi. Las letras cada vez son más íntimas y trabajadas, aunque todavía hay algún guiño al artista de toda la vida en temas más personales como “Mi primer beso” (un poco ñoño, hay que decirlo) o “Gatos celestes”. Por otra parte, se consolidan y suceden las baladas: “Lágrimas desordenadas”, “Cheque al portamor”, “Aprendiz de caballero”… Convive con todo ese batiburrillo algún tema más cañero (“Tu lista de enemigos”), e incluso una denuncia social bastante clara (en “La tortura de Lyss”, bastante durilla, o “De repente desperté”).

El único problema que le veo es que quizás se ha vertido demasiado en ese nuevo estilo, con un cambio tan radical que ha perdido bastante su identidad. Eso sí, el cambio ha sido para bien, y demuestra que Melendi es un tío cojonudo y entrañable, todavía con ese punto canalla que tan bien vende.

(El disco está enlazado en el título del álbum, con la lista de reproducción que el propio Melendi ha subido a Youtube).

LO MEJOR: sin duda, las letras, cada vez más trabajadas. Especialmente buenos son temas como el single, “Lágrimas desordenadas”, o “Tu lista de enemigos” y “Aprendiz de caballero”.

LO PEOR: se echa quizás en falta algún tema más cañero. Hay otros que pasan desapercibidos, como “Tu jardín con enanitos” o “De pequeño fue el coco”.

VALORACIÓN: 7,75/10. A mí, personalmente, me encanta este nuevo estilo del asturiano. Y aunque todavía tiene que pulirlo y trabajarlo algo más, es desde luego más maduro de lo que cabría sospechar, y merece la pena.

--------------------

Tokio Hotel – Humanoid (2009)


¿Pero qué mierda es esta? No, en serio… ¿QUÉ MIERDA ES ESTO?

No puedo evitar el enfado, lo siento. Yo era un fanático de Tokio Hotel. Sus dos primeros discos, en alemán, me parecieron una maravilla, y el recopilatorio en inglés que sacaron (Scream o Room 483) era casi mejor. No me importaba que tuvieran un toque emo, que Bill Kaulitz fuera más amanerado y hortera que Mario Vaquerizo o que encandilaran legiones y legiones de fanáticas adolescentes. Daba igual, porque sabían hacer canciones decentes, y tenían un estilo bastante personal.

Pero… ¿esto? ¿Humanoid? Vale, tenemos la misma oscuridad de antes, pero… ¿qué pintan estos sintetizadores por aquí? ¿Por qué Bill canta peor que antes? ¿Dónde está la energía que les caracterizaba? “Noise” es un truño contundente, y aunque “Dark Side Of The Sun” es un tema bastante decente, no le llega a la suela de los zapatos a alguno de sus clásicos. “Automatic” es un coñazo épico y gemebundo… Y se supone de los mejores temas del trabajo. “WorldBehind My Wall” es una balada que ni siquiera parece suya, y solo levantan cabeza un poco con “Humanoid”, casi el único tema destacable realmente del trabajo. “Forever Now” tiene cierta gracia… pero no, es horrible. Gana puntos, eso sí, “PainOf Love”, que si no fuera por quien la canta, podría estar compuesta por Laibach (al menos en cierta parte). Y “Zoom Into Me”, con el ambiente de oscuridad raro que crea, es salvable. Del resto del disco, mejor no hablar.

Tengo que reconocer, eso sí, que el disco en su versión en alemán levanta cabeza. Y temas como “Sonnensystem” o “Kampf Der Liebe” son incluso buenos. Quizás porque todo suena mejor en alemán.

LO MEJOR: “Sonnensystem”/”Dark Side Of The Sun”; “Kampf Der Liebe”/”Pain Of Love” y “Humanoid” (especialmente en su versión inglesa, que os dejé enlazada hace un par de párrafos). Y que el disco se termina.

LO PEOR: es aburrido, presuntuoso, poco original, incongruente, no sabe mantener la atención… Vamos, vomito en este disco. Y en su carátula ya ni te cuento.

VALORACIÓN: 2/10. ¿Qué ha sido de los Tokio Hotel de “Schrei”, “Duch der Monsun”“Ready, Set, Go” o “Don’t Jump”? ¿Eh, qué ha sido de ellos?

7 comentarios:

  1. Comprendo tu decisión: la música, la literatura y el cine están para disfrutarlos. De todas formas, quién de los 10 followers se va a quejar, ¿eh? XD

    ¿A Tokiomoteldecarretera qué le ha pasado? Digamos que el "Efecto Ganador de Eurovisión" , equivalente a tirarse por un agujero negro.

    ResponderEliminar
  2. No seas troll, Diego, tenemos más de 10 followers. No muchos más, pero sí alguno xD Además, ya he indicado que con mi marcha habrá un suspiro colectivo de alivio, supongo :P

    Espera... ¿Tokio Hotel y Eurovisión? ¿Tanto daño han hecho las drogas en mi mente que no tengo ni idea de qué estás hablando?

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que Tokio Hotel no han participado en Eurovisión, pero el efecto que han sufrido es el mismo que el de cualquier ganador de Eurovisión. Se los ha tragado la tierra y nadie ha vuelto a saber de ellos.

    ¿O quién se acuerda de Marija Serifovic, Kalomira, Alexander Rybak, Tom Dice, o Eric Saade, salvo yo, que lo acabo de mirar en Wikipedia?

    Sí, son los ganadores de los últimos cinco años, sin contar a la de este año.

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo. Ni mínimamente. En el momento de sacar el "Humanoid" hace tres años, y durante unos meses tras el lanzamiento, Tokio Hotel seguía en boca de todos, y seguía sonando en las listas. Incluso hace año y pico todavía seguía siendo así. Lo que pasa es que desde entonces, salvo un disco en directo no han hecho nada, con lo que es lógico que ahora mismo no estén sonando en las listas. Pero es que lo mismo pasa con... yo que sé, Rammstein desde el "Liebe Ist Für Alle Da" (y salvo su recopilatorio). Y lo mismo pasó con Mägo de Oz hasta la movida que tuvieron con José hace unos meses. O con Muse durante el año pasado. Si un grupo no ofrece novedades constantes, por bueno que sea, es fácil que desaparezca del mapa durante un tiempo (hay excepciones, claro).

    Y me dirás que Rammstein y Muse no desaparecieron, pero no nos equivoquemos. Para nosotros no desaparecieron porque somos seguidores y fanáticos suyos. Para el público general, desaparecieron por completo. Y exactamente lo mismo le ha ocurrido a Tokio Hotel. Así que no es comparable al efecto Eurovisión que han sufridos los mencionados (o por ir a casos más conocidos, Lordi o Rosa la de los Camborios).

    ResponderEliminar
  5. Eh, que yo veo Eurovisión todos los años y me acuerdo de algunos xD. Y esos que has puesto ahí, según he comprobado en Wikipedia, son los ganadores de la semifinal, no los del concurso, que son: Serifovic, Dima Bilan, Rybak, Lena y Ell & Nikki.

    Y eso de que Muse ha desaparecido para todo el mundo menos para los fans es probablemente la chorrada más grande que he escuchado en los últimos días. No me lo esperaba de tí xD

    Lo curioso de Muse es que SIEMPRE HAN ESTADO DESAPARECIDOS PARA EL PÚBLICO EN GENERAL. Todo el mundo ha oído hablar de Coldplay, o de Green Day, pero no de Muse.

    Además, ha sido a partir del Resistance cuando han empezado a aparecer hasta en la sopa, así que es bastante al revés. Antes, aquí en España, ni aparecían en las listas de éxitos; el Black Holes solo llegó al 20; Resistance y 2nd Law al 2. O sea, que "my hair is a bird".

    En cuanto a Eurovisión, es bastante lógico que parezca que se los haya tragado la tierra. Al fin y al cabo, ¿quién ganó hace dos años? Os lo digo yo: Azerbaiyán. Cuando los ganadores son de países como Bosnia, Montenegro, Chipre... es normal que no vuelvan a aparecer por aquí. Este año la tal Loreen ha tenido suerte, porque el "Euphoria" ha estado hasta en la sopa, pero la gente se ha olvidado de ella, y eso que es sueca, que es un país que importa más música que Azerbaiyán.

    Lordi tiene ahora mismo muchísimo más público que, digamos, Helena Paparizou. La gente que vio aquello sigue recordando perfectamente como cuatro o cinco engendros ganaron el concurso. Son los únicos ganadores a los que la gente recuerda años después. Están en la lista con ABBA, Celine Dion y... poco más.

    En cuanto a Rosa... ¿cantaba bien, verdad? Pero como muchos triunfitos, las decisiones de los managers no ayudaron mucho. Pero mira donde están Bisbi y Busta.

    ResponderEliminar
  6. Cuando salió el "Resistance", en Kiss TV echaban "Uprising", "Resistance" y "Time is running out" cada diez minutos. El año pasado no los vi más que una o dos veces (también es cierto que ponía menos Kiss TV, pero seguía poniéndolo a menudo). Estos últimos dos meses, he visto de nuevo "Resistance" un par de veces, y "Madness" casi cada vez que lo pongo. My hair is a bird too, mi argumento está fundamentado.

    De Lordi se acuerda la gente, claro. Pero igual que se acuerdan de cualquier grupo, aunque se lo haya tragado la tierra, ahí está la cosa. Yo soy fanático de Mr. Lordi y los suyos, y para mí se los tragó la tierra desde el "Babez for breakfast" hasta que murió Omen (¿era Omen?) el batería.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...