viernes, 22 de marzo de 2013

3x1: Between the Buried and Me + District 97 + KBB

Uno de los artículos más visitados de la historia del blog, y también de los más comentados, es "Las 10 mejores canciones épicas del rock progresivo". Estoy bastante orgulloso de haberlo escrito porque en su mayor parte ha atraído discusiones interesantes y crítica constructiva (algún troll ha aparecido, pero es ley de vida). Y en el chat, hace poco, un lector que llegó a Rockrítico atraído por este artículo en concreto lamentó la falta de atención a este género más allá de esas diez canciones. Como tiene parte de razón, he decidido coger tres de sus múltiples sugerencias y escucharlas con atención.

Y como bonus, en las próximas semanas sacaré artículos de Rush y Yes, así que el rock progresivo va a ser parte de este blog durante un tiempo.


Between the Buried and Me - Colors (2007)



Aunque no les había escuchado aún, sabía que BtBaM son una de las bandas recientes de metal progresivo con más proyección. Les tenía un poco de miedo, porque sé que son potentes tirando al metalcore/death metal, cosa que no es mi fuerte, pero tras haber escuchado ese mismo día black metal pagano, imaginé que esto sería coser y cantar.

La apertura, "Foam Born", es fantástica: un comienzo suave de piano da paso a un interludio musical bastante melódico con arpeggios de teclado... y luego guturales all the way que desembocan en "The Decade of Statues". Y me pasa lo mismo que con Opeth: es realmente interesante cuando el tipo canta en lugar de berrear... lo que es desgraciadamente el 10% del tiempo. En cualquier caso, pese a ser death metal, también se nota mucho esa influencia progresiva pura, más aún que en Opeth. Sin ir más lejos, está la complejísima "Sun of Nothing", que alrededor del minuto 3:30 decide parar, hacer un pequeño momento que parece ideado por Frank Zappa, y seguir con la tralla, en la que destaco la asombrosa batería de Blake Richardson, y también unos cuantos ganchos de guitarra interesantes.

En los temas más largos hay tiempo para relajarse y meter estos pasajes más sencillos de escuchar: a veces más breves, como en "Ants of the Sky", donde los riffs de guitarra velocísimos se suceden... y hay un final bluegrass. Las canciones fluyen unas con otras y si no se presta atención es difícil saber cuando empiezan y cuando terminan. Así que para ponerlo más fácil, meten cosas raras para poder identificarlas: "Prequel to the Sequel", por ejemplo, es la del fragmento deacordeón a lo Weird "Al" Yankovic.

Tengo entendido que otros discos de BtBaM son algo más "suaves", así que tal vez este no haya sido la mejor elección. Aunque les doy crédito por su originalidad y porque hay partes realmente buenas en algunas canciones.

------
TEMA CLAVE: Posiblemente a partir del minuto 7 de "Sun of Nothing": es sensacional, pretencioso y me hace cabrearme mucho porque todo el disco podría ser así y encantarme... Hasta el 9 y pico, en el que vuelven por sus fueros.
VALORACIÓN: 4,5/10. Lo siento en el alma por ellos.
SI TE GUSTA, PRUEBA: Imagino que Opeth, tal vez Mars Volta en algunos momentos puntuales... El progressive death metal en general sería lo más adecuado.
NOTA ACTUALIZADA 2017: 17/30
------

District 97 - Trouble with Machines (2012)



En teoría, District 97 también es un grupo de metal progresivo peeeeeero... no hay "death growls", para mi suerte. De hecho, es uno de los no muchos ejemplos dentro del género donde la voz es femenina. Eso ya de por sí no es algo muy corriente, pero... ¿y si os digo que aquí la señorita Leslie Hunt participó en "American Idol"? Eso si que es sin duda una novedad. Y se agradece, después de lo de antes.

Las melodías difícilmente podrían ser más intrincadas, como muestra ya el tema de apertura "Back and Forth": Hunt se maneja a la perfección en signaturas complejas y con líneas vocales que se alejan bastante de nuestra amiga, la vieja escala pentatónica. Esta todo bastante bien compensado: es instrumentalmente tan rico como se espera de un buen álbum de estas características y la voz es casi casi comercial, si bien extrañamente adecuada. "The Perfect Young Man", con la colaboración del mismísimo John Wetton, de Asia, suena a rock progresivo clásico, gracias a esos toques de órgano del principio, aunque luego, como buen tema épico, acaba sonando totalmente distinto.

En general creo que es un álbum muy, muy consistente, sin altibajos. Totalmente recomendable.

------
TEMA CLAVE: "The Perfect Young Man"
VALORACIÓN: 7,5/10
SI TE GUSTA, PRUEBA: Quién sabe... ¿Los últimos discos de Rush? Complicado.
NOTA ACTUALIZADA 2017: 17/30
------

KBB - Lost and Found (2000)



Jazz-rock japonés. Aquí no me puedo quejar de las voces, porque es un disco totalmente instrumental. Y también probablemente lo más exótico que va a aparecer por este blog en bastante tiempo. La portada, lo siento, es horrible. No es que quite puntos pero bueno, me parece un tanto cutre y pobre.

Lo cual contrasta mucho con la música que tiene dentro: guitarras y violines y órganos y teclados y una fantástica producción que hace que esto parezca veinticinco años más viejo de lo que es. La gente podría acusarlo (con fundamento, para qué vamos a negarlo) de ser excesivamente barroco, pero al fin y al cabo, ahí está el encanto. Tiene mucho de jazz como concepto: improvisaciones largas, ritmos complicados, instrumentos que se van pasando los turnos de solo... El violín tiene aquí mayor peso melódico que el resto, ciertamente, al menos en gran parte de las canciones. Si es por poner pegas: tengo dos. La primera, que es condenadamente largo. La segunda, que el sonido del piano es demasiado.. no sé como decirlo. "Sobreproducido", llamémosle, o "excesivamente brillante". Un poquito falso y cursi, tal vez. Pero bueno, podría equivocarme.

Melódicamente, eso sí, es brutal. No sólo es una escucha recomendada para amantes del rock progresivo y el jazz-fusión y cosas así. A los que le guste la música ambient con fuerza melódica, estilo Mike Oldfield, les va a encantar.

------
TEMA CLAVE: "Antarctica", dentro de lo largo que es, es bastante genial. Igual que "Desert of Desires", que sí que está en YouTube.
VALORACIÓN: 7/10. Sería más si no durara más de una hora.
SI TE GUSTA, PRUEBA: Camel, Zappa, Spock's Beard...
NOTA ACTUALIZADA 2017: 18/30
------

Quixote

2 comentarios:

  1. Gracias por mantener vivo este blog. Sin más peloteos vamos al artículo en sí.

    Opeth es bastante más melódico que Between the Buried and Me, que es más death metal que progresivo. Mikael Åkerfeldt, cantante y guitarra de Opeth, no tira tanto de gutural como dices. Si no me crees tienes que escuchar el disco Watershed (http://www.youtube.com/watch?v=WT5j2JJQBwk), también del año 2007. Por cierto del minuto 7 al 9 de Sun of Nothing es una parte en la que el grupo entero revela ser discípulo de Steven Wilson XD.

    En cuanto a District 97, me parece una propuesta muy interesante, que en alma se parece mucho a Rush, como bien dices.

    Por último KBB. No sé si porque es excesivamente barroco, excesivamente Satriani o excesivamente Oldfield, pero la verdad es que me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por pasarte, como de costumbre :)

    Llevas razón con lo de Opeth, y escuché también Watershed cuando lo recomendó tu hermano. Me gustó, especialmente esos momentos menos guturales, pero para eso ya está el Damnation... que es practicamente obra de Steven Wilson.

    Los District 97 si me recordaron a Rush, pero la verdad es que es difícil rastrear sus influencias. Escucho algo de Genesis y tal vez un poco de Boston y grupos así más blanditos en las partes menos potentes, pero la verdad es que son bastante originales.

    Y KBB... el tecladito del principio de "Desert of Desires" es lo más progresivo de la historia de lo progresivo xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...