jueves, 31 de mayo de 2012

Cinco baladas de rock duro en español (I)

Como ahora tengo problemas técnicos que no competen, estoy nuevamente sin Spotify, lo que implica que escucho los discos a la vieja usanza, en CD o en vinilo. Pero como ahora me da pereza revisar mi biblioteca de maravillosos álbumes antediluvianos, pues os hago una de esas bonitas listas que tanto gustamos de elaborar. Hoy, tocan baladas del mejor heavy en español. Listas como esta haré varias, porque hay mucho material que tocar; la de hoy quizás sea más mainstream y moderna que otras, pero nos preocupéis, que todo tendrá aquí cabida.

--------------------

5 – Barón Rojo – “Hijos de Caín”



Aunque se centre en grupos más actuales, no puede faltar en la lista ese maravilloso pilar del rock duro que es Barón Rojo, y del que ya hice una crítica aquí hace tiempo. “Hijos de Caín” es sin duda una de las mejores baladas de la historia del heavy metal, con esa potencia vocal y ese sonido internacional que tanto caracterizaba al grupo. Desde los primeros acordes ya es una auténtica maravilla, y la voz de Sherpa se sale en esa maravillosa letra tan épica como inolvidable. Imprescindible para cualquier buen metalero que se precie. Una grandísima versión, además de la de estudio, es el directo en TVE del año ’85 (de donde son sin duda, los mejores directos del rock de esta época).

--------------------

4 – Txarrena – “Azulejo Frío”



Todos sabemos que El Drogas es uno de los músicos más carismáticos que ha parido nuestra escena rockera nacional. Después de siglos en el negocio, y de ser el artífice de grupos tan geniales como Barricada, montó Txarrena a principios de los 90. El grupo solo sacó un disco y no pareció cuajar, pero El Drogas decidió retomar el proyecto y, en 2011, Txarrena vuelve con Azulejo Frío, segundo álbum de estudio y nueva formación. Letras sencillas, instrumentación maravillosa, músicos de mucho talento (a la batería, por ejemplo, está Brigi Duque, de Koma) y sobre todo, rock n’ roll en estado puro forman este primer sencillo del trabajo homónimo. Os dejo también la versión acústica del concierto benéfico que dio El Drogas con Kutxi Romero, y que merece mucho la pena.

--------------------

3 – WarCry – “Nana”



Si preguntas a cualquier fan del grupo cuál es la primera canción de WarCry que se le viene a la cabeza, seguro que te contesta que, sin la menor duda, “Nana”. Y resulta curioso que un grupo caracterizado por canciones potentes y cañeras (aunque haya hecho también sus pinitos en el mundo de las baladas) sea reconocido precisamente por este tema de 4 minutos que empieza con un simple piano y que no mete más instrumentos hasta después de que Víctor deje de cantar, y que a pesar de no tener ni un simple estribillo, es sin duda uno de los ritmos más coreados en cualquier festival heavy en nuestro país (como demuestra la versión que os dejo, del álbum Directo a la luz).

--------------------

2 – Mägo de Oz – “Desde mi cielo”



Al contrario que WarCry, si hay algo que caracterice a Mägo de Oz son sus baladas (hace poco, de hecho, editaron un álbum de 25 baladas titulado Love N’ Oz). Y es que a pesar del odio y el amor que despiertan por igual, es indiscutible que José Ändrea tiene una de las voces más melódicas de nuestro país, y ha sabido manejarla como nadie durante el tiempo que ha estado en la formación capitaneada por Txus di Fellatio, que será muchas cosas (pocas de ellas buenas), pero que como letrista es un genio. “Desde mi cielo”, incluida en el segundo trabajo de la trilogía Gaia, es probablemente uno de los mejores temas del grupo, y de los más emotivos. La versión definitiva, sin duda, es el directo en el concierto Barakaldo D.F.

--------------------

1 – Sôber – “Náufrago”



Si echáis un ojo a mis críticas del año pasado, y concretamente os paráis en la que hice del Superbia de Sôber, descubriréis que hablaba de “Náufrago” como una de las mejores baladas del rock español. Meses después, no solo mantengo mi opinión, sino que lo reafirmo. Los motivos ya los expliqué: letras preciosas, un Carlos Escobedo soberbio a la voz, una instrumentación maravillosa y, en fin, un conjunto que te llega al alma. En un primer momento, la descubrí con un cover acústico que grabó Kinkyhuss, versión que ya me enamoró con su sencillez. Puede que no sea la mejor balada heavy en español, pero casi. Para llorar, de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...