martes, 28 de febrero de 2012

3x1: Chickenfoot + Van Halen + Extreme

Creo que George estará de acuerdo conmigo en que, a veces, escribir una crítica larga sobre un solo disco se hace complicado y caer en la repetición es casi imposible. Y como el objetivo del blog no es criticar de vez en cuando un disco sino que todos descubramos música nueva lo más a menudo posible, he decidido acortar las críticas y cargarme tres discos a la vez. Es más cómodo, más fácil y todos salimos ganando.

En cualquier caso, cuando piense que merece la pena extenderme hablando de un determinado álbum, lo haré, evidentemente. No voy a perder ese espíritu analítico tan de ciencias.

Así que, con mi nuevo programa de asignación de puntuación (también llamado hoja de cálculo de Excel), hoy atacaré a tres álbumes que tienen bastante que ver, de alguna forma u otra, con Van Halen. ¿Por qué? Bueno, porqué no.


CHICKENFOOT - CHICKENFOOT (2009)



Se mire por donde se mire, Chickenfoot es Van Halen sin los Van Halen: Michael Anthony y Sammy Hagar con un guitarrista técnicamente insuperable (el mítico shredder, Joe Satriani) y un batería hábil y potente al mismo tiempo (el gran Chad Smith, de RHCP). En algunos temas, se las apañan para añadir un toque blues.
Así que no es demasiada novedad, el listón es el que es y la banda llega a él de sobra. Desde los primeros compases de "Avenida Revolution" sabemos que Satch puede sustituir a Eddie en solos vertiginosos e interminables, y su intervención es aún más fantástica en "Soap on a Rope" o "Oh Yeah", con unos riffs excelentes. En otros temas ("Sexy Little Thing", "Runnin' Out"), la banda se adentra en el rock de estadios más clásico, o en la balada de mechero en alto ("Learning to Fall"), pero sin abandonar el espíritu del rock de los ochenta.
Puede que hacia el final del disco se pierda un poco el interés, y que las canciones se hagan a veces un poco largas, pero para los nostálgicos esto es lo más cercano a un disco bueno de Van Halen en unos cuantos años.

TEMA CLAVE: "Soap on a Rope"

NOTA: 7,7/10
NOTA ACTUALIZADA 2017: 16/30


VAN HALEN - A DIFFERENT KIND OF TRUTH (2012)

Catorce años han pasado desde el último disco de Van Halen, y aquí vuelve la banda mítica, con Roth, los hermanos Eddie y Alex, y Wolfgang (hijo de Eddie) en el bajo. Y aunque lo normal es que no se espere nada de este álbum, no defrauda.
La banda sigue en plena forma (aunque ver el vídeo de "Tattoo" hace que se te caiga el alma a los pies). David Lee Roth nunca ha sido el mejor de los cantantes, pero sigue manteniendo ese deje gamberro en la voz que definió los primeros discos del grupo. "Tattoo" es ya representativo del Van Halen clásico, como lo es "She's the Woman", que cuenta con una interpretación tremenda de Eddie a las seis cuerdas, recordando un poco al "Mean Street" de 1981. Es fantástico ver que, salvo las diferencias de producción obvias, siguen sonando igual que hace treinta años. Y todos tienen su momento: Alex vuelve a "Hot for Teacher" en "China Town", de lo más potente del álbum.
El resto de cortes sigue la misma línea de hard rock canalla que ya hizo famosa a la banda. En definitiva, este es el mejor disco de Van Halen desde el "1984", que contenía a los éxitos "Jump", "Hot for Teacher" y "Panama". Casi nada.

TEMA CLAVE: "Tattoo"

NOTA: 7,8/10. Como véis, la diferencia con Chickenfoot es escasa.

NOTA ACTUALIZADA 2017: 16/30

EXTREME - EXTREME II: PORNOGRAFFITTI (1990)




Todo el mundo ha escuchado "More than Words", para qué negarlo. Este disco es la obra cumbre de Extreme, e incluye sus dos mayores éxitos: el ya mencionado "More than Words" y "Get the Funk Out".

Gary Cherone, que después estuvo en Van Halen, y el virtuoso guitarrista portugués Nuno Bettencourt lideran esta banda de hard rock con toques funk, recordando (si bien quedándose por debajo) a Faith No More en algunos momentos. En cualquier caso, el espíritu es el predominante en la época: el glam metal a lo Poison, como ya se demuestra en la misma canción que abre el álbum: "Decadence Dance".

El disco es ridículamente largo (más de una hora), y en algunas partes se extiende de manera tan innecesaria como irrisoria. Pero al fin y al cabo, es un clásico: las acústicas"More than Words" y "Hole-Hearted" y los rítmicos "Money (In God we Trust)" y "Get the Funk Out" siguen siendo las canciones por excelencia de la banda. Por no mencionar el homenaje de Bettencourt a Rimski-Korsakov al principio de "He-Man Woman Hater".

TEMA CLAVE: "More than Words"
NOTA: 8/10
NOTA ACTUALIZADA 2017: 18/30

2 comentarios:

  1. Curiosamente, de dos de los cantantes mencionados aquí guardo recuerdos traumáticos... De David Lee Roth, precisamente, por culpa de "Tatoo", con su bailecito extraño en el vídeo... Horrible xD Pero casi peor es lo de Gary Cherone, que en el Concierto Tributo a Freddie Mercury parece una auténtica prostituta en celo por el escenario(glam metal, claro)... Lo peor es que me recuerda mucho a mi querido Mark Knopfler xD

    Me resulta extraño que al hablar de Chickenfoot no hayas usado la palabra "supergrupo" en ningún momento... En fin, una crítica bestial, a ver si tengo rato y me escucho los tres discos enteros :)

    Por cierto, gran idea lo de criticar varios discos al mismo tiempo. Ciertamente, hacer una crítica larga de un solo disco es difícil, sobre todo por lo que comentas de la repetición. Aunque la verdad es que a mí lo que me cuesta es echar el freno cuando ya he abierto el grifo, me salen críticas kilométricas (no hay más que ver la del Master of Puppets, por ejemplo) xDD

    ResponderEliminar
  2. Roth es ridículo, pero carismático; y Cherone tiene una gran voz, en cualquier caso. Yo os digo que si os gustaban los Van Halen de los ochenta, estos están a la altura.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...