martes, 17 de enero de 2012

Foo Fighters - The Colour and the Shape (1997)



Todo el mundo adora a Dave Grohl y a los Foo: es un hecho constatado científicamente, irrefutable. Es gracioso, espontáneo, gamberro y, por supuesto, un artista completísimo. Sólo hay que ver la cantidad de músicos consagrados que han colaborado con él en algún momento: Jimmy Page y John Paul Jones de Led Zeppelin, Lemmy, Josh Homme, lo que queda de Queen, Serj Tankian, Rush, y podría seguir, pero creo que ya he probado mi tesis.

Y después de Nirvana, posiblemente la banda más importante de los noventa, Mr. Grohl tuvo las santas narices de seguir al pie del cañón, con lo elevado que estaba el listón.

Por supuesto, todos sabemos como ha acabado la cosa: Foo Fighters es la banda de rock puro y duro más importante de los últimos quince años. Que sí, que Radiohead mola, que Oasis está bien y que Muse son fantásticos; pero a la hora de rockear un estadio entero, no hay nadie como los Foo.

Grohl inició Foo Fighters como un proyecto en solitario; en el debut homónimo de 1995 tocó absolutamente todos los instrumentos. Como tuvo éxito, decidió contratar a músicos fijos, en este caso a Pat Smear y a Nate Mendel, para su segundo disco, "The Colour and the Shape"; además de dos baterías, William Goldsmith y Taylor Hawkins (sólo toca en los bonus), que sería el futuro batería definitivo del grupo. En todo caso, pasó bastante de los baterías y decidió reducir la colaboración de Goldsmith a un par de temas, tocando él mismo en el resto.

El album se abre con un sonido lo-fi, un tema lento llamado "Doll" donde la voz de Grohl crece poco a poco hasta que se desvanece... por un instante. "Monkey Wrench", uno de los clásicos del disco, nos ofrece una interpretación vocal colosal de Grohl, desde un registro pop (la canción suena un poco al pop-punk de blink-182, por ejemplo) hasta los gritos inhumanos. De hecho, creo que sigue manteniendo el récord absoluto de "nota mantenida más tiempo sin respirar", en su tormentoso "one more thing before I quit..." (no es tan difícil como parece, sólo tienes que almacenar ochenta litros de oxígeno antes).

"Hey, Johnny Park" es más tranquila que "Monkey Wrench", y recuerda en algunas partes a Nirvana (en algunos cambios de clave), aunque la voz rasposa de Cobain es sustituida por la de Grohl, más agradable habitualmente. Esto da paso a un ruido horroroso que deriva en "My Poor Brain", otra canción que sigue la imitadísima dinámica Pixies "verso suave, estribillo fuerte", y la lleva al extremo (el verso es tal vez "demasiado" suave). Grohl sigue demostrando aquí que es el vocalista más potente del mundo, sin lugar a dudas.

Uno de los riffs más interesantes del disco es el de "Wind Up", donde los Foo siguen jugando con sonar a Nirvana pero más accesibles y melódicos (que es el secreto de su éxito, aunque mucha gente dude de que los berridos de Grohl sean "accesibles y melódicos").

Después de este energético despegue, el disco necesita descansar un poco para coger fuerza: para eso sirven los primeros cuarenta segundos de "Up in Arms", donde Grohl susurra más que canta. Tras eso, un fantástico redoble da paso a un estallido de power pop de la máxima calidad y con unos solos de guitarra concisos pero geniales.

Primero la batería, luego el bajo, y por último las guitarras: "My Hero" es otra de las favoritas del disco. El trabajo de Grohl tanto en los ritmos como en las guitarras (y en las voces, por supuesto) es admirable. Las letras, como en el resto del álbum, son mucho más directas y simples que las de Cobain: aquí, Grohl canta al héroe anónimo, al hombre normal y corriente.

Otra cosa digna de observar es que, a lo tonto, llevamos ya la mitad. Por tanto, es loable la capacidad de Grohl de mantenernos enganchados durante siete canciones sin que perdamos la atención (por eso tanto cambio de dinámica: de balada a heavy, de heavy a balada, etc.). Así llegamos a "See You", que como bien dijo nuestro querido Dave, suena a "Crazy Little Thing Called Love". Tiene un ritmo country, y apoyado por las guitarras acústicas (y por esa que se escucha de fondo) suena genial.

Podría ser Krist Novoselic el que toca el riff de bajo al principio de "Enough Space" (los fans me deben estar odiando por hacer tantas referencias a Nirvana, pero francamente no podéis negar la evidencia). Repite la dinámica Pixies con una eficacia tremenda, pero para no acabar cansando recurre a dejar la duración en los dos minutos y medio (como varias de las canciones anteriores).

Los últimos cuatro temas son los más largos y por tanto, deben ser más complejos. "February Stars" también empieza lento, con una guitarra acústica a lo Jimmy Page. Es una balada normal y corriente, donde Grohl se hace los coros a sí mismo, hasta el tercer minuto, donde se convierte en un himno de estadio, de los de mechero en alto.

Ahora bien, para temazo, y de los gordos, "Everlong". Desde el primer segundo, la canción tiene una fuerza indescriptible. La forma en la que los Foo combinan las guitarras (en este caso Smear y Grohl, años después Shiflett y Grohl, y ahora los tres a la vez) es única en el rock moderno (me tendría que remontar a Iron Maiden y a los años buenos de Metallica). Pero la responsable de que la canción tenga esta consistencia es la batería de Grohl, perfecta en todos y cada uno de los sentidos. Es la mejor canción del disco, y, en dura competencia con "The Pretender", de la banda.

La sigue el cuarto single, "Walking After You", con regusto folk (de hecho, estoy casi seguro de que en algún lugar de la mezcla hay un banjo). Digna de mencionar la forma de crear tensión que tiene con ese platillo que crece y se expande entre verso y verso.

El disco tiene que acabar con fuerza necesariamente, su final debe ser igual de potente que el resto del álbum, y eso hace desde el principio. Mantiene el nivel hasta el segundo minuto, donde se corta todo de repente. Sólo se escuchan los susurros de Grohl y una guitarra mutada, pero la cosa va creciendo, aparecen unos arpeggios, la batería gana consistencia: un crescendo épico en toda regla, tanto en tempo como en volumen. La canción estalla definitivamente en el último minuto y medio, a una velocidad casi thrash metal, y se desvanece poco a poco. Yo no hubiera hecho eso, hubiera acabado súbitamente dejando un vacio en los oídos del que está escuchando, pero no soy productor y mi opinión no cuenta.

"The Colour and the Shape" es la obra maestra de la banda y el patrón que debe seguir cualquier banda de rock moderno y directo. Grohl no experimenta demasiado (salvo en "My Poor Brain"), prefiere ir al grano, y esa sencillez ha convertido a Foo Fighters en el máximo exponente del rock mundial.

------------------------------------------------------------------------

LO MEJOR: "Everlong", "Monkey Wrench" y "My Hero". No, no es muy original.
LO PEOR: "Walking After You" es un poco larga para el poco desarrollo que tiene.
NOTA: 8,5/10. Discazo total. Recomendable 100%.
NOTA ACTUALIZADA 2017: 21/30

------------------------------------------------------------------------
VÍDEOS (Dignos de ver)

Everlong
Monkey Wrench
My Hero
Hey, Johnny Park!

Moctezuma

4 comentarios:

  1. 'Doll' es una canción que adoro practicar con la guitarra, y de la que aprendí muchísimo cuando apenas sabía hacer tres acordes (ahora sé hacer cuatro XDDD, bueno en mi defensa me ayudó mucho a practicar la voz también)

    ResponderEliminar
  2. Ey! Justo el disco que no tengo de los Foos, esto me va a servir de guía. Weeeee!

    Aunque ya puestos a tocar las pelotas (hobby de todo aficionado a la música cuando otro aficionado a la música empieza a hablar de música), hay un par de afirmaciones con las que no estoy de acuerdo.

    Everlong y The Pretender son casi perfectas, pero en la aportación vocal de Grohl, potencia, emoción y a la hora de reventar estadios Best of You les saca enteros (al DVD en directo de Wembley de 2008 me remito).

    Y como álbum en sí, estoy seguro que este "The Colour and the Shape" no es exclusivamente "EL DISCO" de los Foo Fighters. Wasting Light es una auténtica obra de arte, en el que más centrados están, con las mejores guitarras que he escuchado en un álbum en el que ha participado Dave Grohl, y donde han llegado a su cénit, tanto a nivel compositivo como de madurez.

    Rock ´n´ Roll y salud para todos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en que "Best of You" en directo es casi insuperable, y está en mi top 5 de Foo con algún otro tema como "Learn to Fly", o esos dos que ya he dicho.

    Y, como tú has dicho, el único álbum de los Foo que puede hacer frente a este en regularidad, potencia y calidad media es el "Wasting Light". Uno de los grandes discos del año pasado.

    En cuando al segundo párrafo, yo lo hago constantemente xD...

    Por cierto, gracias a ambos por molestaros en comentar ;-)

    ResponderEliminar
  4. Sólo decir a Moctezuma ke ha hecho buen dato de documentación en cuanto al disco y a la banda; kiza no stoy de acuerdo en ke "walking after you" sea demasiado pesada puesto ke pese a ke tenga un tono country y mas melodico ke de costumbre en la banda creo ke la buena combinación de diferentes intensidades y variantes de rock les ha llevado a ser lo ke son.
    En cuanto a ke es el mejor disco de la banda opino ke sin duda es de lo mejor ke han hecho aunke creo ke "In you honor" y "Echoes,Silence,Patience & Grace" son discos muy enteros con una mezcla entre lo eléctrico y lo acústico casi perfecta; y sin duda el fantastico "Wasting Light" mejor disco del año y sin duda una obra de arte en cuanto a la perfecta union de las 3 guitarras con bajo y bateria.
    Mejor cancion no sabria decir aunke sin duda "Best of you" es un temazo y para directo "Stacked Actors" siempre me parece tremenda pero no se me gustan demasiado y x decirte diria casi todas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...