jueves, 15 de diciembre de 2011

The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)



No ha habido ninguna banda en la historia de la música, absolutamente ninguna, que haya subido el nivel de una manera tan aplastante en el pop como lo hicieron los Beatles a partir de 1964. Y, desgraciadamente, nunca la habrá.

Pero... ¿hubo un punto culminante en la carrera de los cuatro de Liverpool? ¿cuál? Lo normal, cuando haces esta pregunta, es que la respuesta sea: "sí: "Sgt. Pepper"".

No voy a entrar a discutir sobre cuál de los álbumes de los Beatles es mejor, pero, dentro de lo subjetivas que son las listas de grandes discos de revistas, páginas web y demás medios, "Sgt. Pepper" está a menudo en cabeza. Y grandes críticos musicales lo señalan como "un momento culminante en la historia de la civilización".

¿Es esto exagerado? No tanto como parece. Es cierto que no cambió el mundo tal y como lo conocemos, no vivimos mejor gracias a "Sgt. Pepper's". Pero desde una visión puramente artística, consiguió lo inconcebible: elevar a la categoría de arte el rock, lo que se hizo más claro aún cuando fue el primer álbum de este género en ganar el Grammy a Disco del Año.

Una crítica a "Sgt. Pepper's" no estaria completa sin echar un vistazo a su magnífica portada, diseñada por Peter Blake: ese collage de personajes célebres: Poe, Marilyn, Marx, Freud, Laurel y Hardy... Posiblemente la más icónica del rock.

Antes de meternos en la música, cabe mencionar que a partir de este álbum, los Beatles cayeron en picado (no musicalmente, sino internamente). John conoció a Yoko, se fueron todos a la India, murió Brian Epstein, chocaron en gustos musicales y la atmósfera se puso cada vez más tensa, lo que acabaría conduciendo a la separación del grupo. Así que, al menos en este sentido, "Sgt. Pepper's" es el apogeo de los Beatles.

La canción que da título al álbum nos da la bienvenida de una forma perfecta, ya que el concepto de este disco es el de una banda ficticia dando un espectáculo. La guitarra y el ritmo inicial recuerda a algunas canciones mas rockeras de la banda, pero el puente instrumental, con esos metales y las risas del público, aleja la canción de lo convencional. Estos efectos de sonido están presentes durante todo el disco.

De una forma innovadora y bastante novedosa (no recuerdo ahora mismo una canción anterior que haga esto, aunque seguro que hay), la primera canción enlaza totalmente con la segunda, sin corte: "With a Little Help From My Friends", cantada por... Ringo. Es, además, sin duda la mejor canción de las cantadas por el batería dentro de la banda (no es que cantara muchas, pero "Octopus's Garden" y "Yellow Submarine" son horrorosas). Probablemente, la versión definitiva de este tema fue la que hizo Joe Cocker en Woodstock un par de años después, aunque los Beatles siguen siendo los Beatles.

Dentro de las leyendas urbanas que rodean este disco, la más conocida es la de que "Lucy in the Sky with Diamonds" tiene las siglas LSD, y de que por tanto promueve el consumo de drogas, etc. Me importa bastante poco. La canción es estupenda, la más psicodélica de momento, con ese órgano y las armonías vocales.

"Getting Better" suena a los Beatles de tres o cuatro años antes. Canta McCartney, con Lennon haciendo los coros y respondiendo a las palabras de McCartney (McCartney dice: "I've got to admit it's getting better/a little better all the time", a lo que Lennon responde "It can't get no worse!"). Nada fuera de lo normal, pero divertida.

Otra canción con supuestas referencias a drogas es "Fixing a Hole" (esta vez parcialmente afirmados por Paul, que dijo que era una "oda al cannabis"). Como en todas las canciones de los Beatles sin excepción, la melodía es magnífica.

Y ahora la orquestal "She's Leaving Home": violines, un arpa y el estribillo con coros. La canción más suave del disco, con ritmo de vals. Una canción, por cierto, en la que no intervinieron para nada ni George ni Ringo: Lennon y McCartney la compusieron y cantaron solamente; el resto son músicos de estudio.

"Being for the Benefit of Mr. Kite", un tema circense inspirado en un cartel del siglo XIX. El tema sería francamente tedioso si no fuera por esa secciones experimentales intermedias tan interesantes que comienzan en el minuto 1:01 y 1:53, que le dan a la canción un ambiente de feria.

George contribuyó con "Within You Without You", comienzo de la cara B y uno de los primeros experimentos indios de la banda, tras "Love You To" el año anterior. La letra es estupenda: "try to realize it's all within yourself/no one else can make you change/and to see you're really only very small/and life flows on within you and without you". Muy espiritual, sin duda.

Nunca me ha gustado el estilo de music hall que los Beatles usaron en algunas de sus canciones: "When I'm Sixty-Four" no es una excepción. Es una canción bien compuesta y que tiene partes fantásticas, pero las estrofas no me terminan de convencer. Es como escuchar a Les Luthiers, pero sin chistes.

Pero esto tiene su parte buena, porque demuestra la capacidad de los Beatles para moverse sin ningún tipo de problema a través de cualquier género: "Lovely Rita" es pop psicodélico simple, con un estupendo solo de piano del productor George Martin y un gran final.

¿Un gallo? "Good Morning Good Morning" tiene un tremendo solo de guitarra y una labor impecable de los metales. Otra canción corriente (ojo, que cuando digo corriente me refiero a "corriente en términos de los Beatles"), con sonidos de animales que recuerdan al "Pet Sounds".

Una enérgica batería da comienzo al "reprise" de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band". Lo cierto es que me encanta: suena increíblemente moderno, e incluso un poco funky. No hay forma mejor de preparar lo que llega...

"I've read the news today, oh boy...". La obra maestra del grupo, por la que merece la pena comprar el disco, es "A Day in the Life". Una canción sensacional, increíble, que equilibra lo bello con lo que es puro experimento. Son básicamente dos canciones: la primera, la que canta Lennon y que habla del accidente de coche de Tara Browne; y la segunda, de McCartney poniéndose nostálgico.

La estructura es brillante: primero Lennon, crescendo de cuerdas, McCartney, orquesta, Lennon, crescendo de cuerdas y fin. Este último crescendo es sensacional, crea muchísima tensión, disipada radicalmente por el eterno acorde de mi mayor del final, donde el piano retumba durante más de medio minuto. Por último, un loop horrible que te sobresalta cada vez que lo escuchas (por lo menos en algunas ediciones). Da igual, es perfecta.

En definitiva, cogiendo cada canción una por una, tal vez el disco no sea el mejor de la historia... pero hizo posible la música tal y como la conocemos. Así que, aunque sólo sea por eso, merece todo el reconocimiento que recibe, y bastante más.

-----------------------------------------------------
VÍDEOS

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band
With a Little Help From My Friends
Lucy in the Sky With Diamonds
Getting Better
Fixing a Hole
She's Leaving Home
Being for the Benefit of Mr. Kite
Within You Without You
When I'm Sixty-Four
Lovely Rita
Good Morning Good Morning
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (Reprise)
A Day in the Life

-----------------------------------------------------
LO MEJOR: A Day in the Life
LO PEOR: La parte central de la cara B no es lo mejor que han hecho, aunque sigue siendo fantástica.
NOTA: 8,5/10. Como ya digo, esto basado en criterios personales, no en influencia.
NOTA ACTUALIZADA 2017: 28/30

Moctezuma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...