martes, 17 de diciembre de 2013

3x1: Martin Newell + Aimee Mann + David Byrne

Las cosas han estado un poco difíciles estos dos últimos meses, con exámenes, trabajos y demás. ¡Pero no os preocupéis! Creo que hemos vuelto, o que lo haremos pronto.

No es fácil sentarse a escribir cuando se tienen ocho mil cosas más en la cabeza, pero es bastante fácil escuchar toneladas de música porque, afortunadamente, el hobby que he escogido te deja hacer casi cualquier cosa al mismo tiempo. Con lo cual, escucho como treinta discos por semana, y eso se pierde si no hago crítica. Así que a ello me dispongo, a hacer un 3x1 de discos que he escuchado recientemente y que están bastante bien.




Martin Newell - The Greatest Living Englishman (1993)


Yo me lancé a este disco sabiendo nada en absoluto. De hecho, sigo sin saber mucho. Por lo visto, está producido por Andy Partridge de XTC, lo que puede que tenga mucho que ver con el hecho de que me gustara. 

De lo primero que nos damos cuenta al escuchar eso, es de que suena muy antiguo. Por lo menos, de quince años antes. Tanto por el contenido power-popero como por la propia producción... llamémosla lowcost (¿cómo demonios han grabado esa batería, con una tostadora?). Con eso nos encontramos, con un disco muy, muy inglés, bastante Beatles (la voz de Newell me recuerda bastante a la de Lennon), y lleno de geniales armonías, que recuerdan a Big Star y, en partes, a los propios XTC.

¿Temazos? Los que quieras: desde el clavicordio de bulevar de "A Street Called Prospect" a los maravillosos pizzicatos de "Before the Hurricane", pasando por las fantásticas "Tribute to the Greatest Living Englishman" y "Christmas in Suburbia", que dentro de lo que son las canciones navideñas, es algo así como una obra maestra. Quizá pierda un poco de fuelle según avanza, pero es sin duda un excelente trabajo.

Valoración: ***

NOTA ACTUALIZADA 2017: 21/30

Aimee Mann - Whatever (1993)


Tenía bastante miedo a la carrera de Aimee Mann en solitario, porque adoro 'Til Tuesday y temía ser decepcionado. Totalmente ridículo: la cantante, aunque muy distinta a su etapa ochentera, es igualmente genial, quizá una de las mejores cantautoras de los noventa. Si no la mejor (Tori Amos está ahí).

Si estás buscando un disco que supongo una revolución musical completa, este no es tu disco. Si quieres trece canciones de pop/rock poco innovadoras pero todas ellas magníficas, aquí las tienes. La voz de Mann en este su debut no es, en realidad, nada maravilloso, pero tiene algo, no sé el qué, que lo hace completamente irresistible. Además, la música optimista (a veces en contraposición con las letras), jangly (con ayuda de ni más ni menos que Roger McGuinn en "Fifty Years After the Fair", que yo al principio creía que era Tom Petty porque con el tiempo, se han hecho indistinguibles el uno del otro), ayuda al hecho de convertir este álbum en una gran obra.

No hay excesiva variedad: tienes canciones rock más o menos alegres como "Say Anything" (sólo lo he encontrado en el YouTube chino) o "I Should've Known", y baladas clásicas como "Stupid Things"o "4th or July". Pero lo que hay está muy bien hecho.

Valoración: ***

NOTA ACTUALIZADA 2017: 20/30

David Byrne - Feelings (1997)




¿Quién no adora a David Byrne? Aparte de los antiguos miembros de Talking Heads, y de posiblemente cualquiera que lo conozca. Sin embargo, se mire por donde se mira, este hombre es básicamente un genio. Aparte de definir basicamente... todo, con lo ayuda de Brian Eno allá por finales de los setenta/principios de los ochenta, ¡tuvo una carrera como solista bastante buena! Y no sólo me refiero al "Like Humans Do" ese que venía con el Windows XP.

No sé si es bueno que hable mucho sobre qué debéis esperar de este disco. En plena ola trip-hop y con el aprecio que Byrne siente por las músicas del mundo y el funk... se puede hacer uno a la idea. La ligeramente siniestra pero divertida "Fuzzy Freaky" que lo inicia resume el contenido bastante bien.

Es un álbum muy entretenido, en términos generales, a veces rozando el ridículo, pero eso no tiene porqué ser malo. El ritmo latino de "Miss America" es ridículamente pegajoso (y tiene el vídeo ese, que... bueno), y incluso mete los pies en las poco exploradas aguas (probablemente con motivo), del breakbeat-country en "The Gates of Paradise". Por quedarme con algunas: la rockera "The Civil Wars", la oscura "Wicked Little Doll" y la sinfónica "Finite = Alright". Un álbum muy, muy compacto.

Valoración: ****

NOTA ACTUALIZADA 2017: 18/30

Quixote

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...