domingo, 16 de octubre de 2016

La Batalla de las Bandas: Crosby, Stills, Nash (& Young) vs. Eagles vs. Grateful Dead

HEMOS VUELTO. Nuestro enésimo retorno, como si nos tratáramos de… No sé. De Yuri Gagarin. Porque sí. El caso es que como a los artículos de crítica la gente les termina por hacer menos caso que a quienes piden el Nobel para Luis Alberto de Cuenca, pues nos hemos decidido a hacer una batalla, que igual tampoco atiende nadie, pero que es más entretenida. Íbamos a contar con Adri, pero es un tránsfuga descarado y no ha venido. Para futuras referencias.

En este primer enfrentamiento, salió al azar el nombre de los Eagles… O de Crosby Stills, Nash & Young, no estoy seguro. Total, uno de esos nombres al azar, y los otros dos seleccionados también un poco a la buena de Kropotkin y Proudhon entre gente que compartiera estilo con ellos. Disfrutadlo, pero rápido, que si lo dejáis mucho tiempo pendiente le sale moho, como al pan de molde.


PRIMERA BATALLA



Carry On

Quixote: El supergrupo de misterioso origen (¿en qué casa decidieron arrejuntarse?: todos dicen algo distinto) se caracteriza por sus armonías corales, directa herencia de peña como los Beach Boys o los monjes gregorianos del siglo X. En “Carry On” se dejan llevar por su vertiente más psicodélica, posiblemente causa de la presencia de Neil Young. Al mismo tiempo música angelical y una buena estampa de la lisérgica California de los sesenta.

Spartan George: Adoro las armonías vocales hacia mitad de la canción que dan paso a un punto de inflexión que entra más en la psicodelia de que habla Quixote. Es un tema considerablemente rico en variedad para su corta duración, o eso opino yo, que qué sabré de estas cosas. Retrotrae a tiempos donde la droga era más pura, y eso siempre está bien.


Hotel California

Quixote: Inmerecidamente denostada por la generación Lebowski, que jamás ha puesto un pie en un andamio o en la mili ni nada parecido, los Eagles son una de esas bandas que los padres juran que serán recordadas durante generaciones. Me parecen exageradas ambas posturas, pero “Hotel California” ha trascendido la mera música para convertirse en un himno de lo odiado por los jóvenes. Yo personalmente creo que no está mal, o algo.

Spartan George: No voy a ser tan elocuente como Quixote, entre otras cosas porque podría pasarme en silencio los 6 minutos y medio que dura la canción y ya lo habría dicho todo. Y porque no puedo, también. El caso es que de todos los himnos rockeros que sonarán en la radio hasta hartarnos durante generaciones, “Hotel California” sería mi favorita de no existir “Africa” de Toto. La muy alargada parte instrumental que cierra la canción me fascina sobremanera desde que era un muchacho de mejillas sonrosadas. Dicho eso, creo que este tema solo puede mejorar si lo versionan en castuzo, con u, los Gypsy Kings.


Box of Rain

Quixote: Los Dead iban hasta el culo a todas horas, es un hecho. “Box of Rain” suena a canción de hoguera de una secta de las que realizan suicidios en masa los jueves, pero con buen rollo. Sus canciones siempre han tenido cierto sentido de comunidad y fraternidad, por algo será que sus fans, los “deadheads”, han sido tan fieles a la banda pese a su errática trayectoria y sus jams de media hora de peyote. Me estoy dando cuenta de que hablo poco de las canciones, pero ya me quedaré con pocas cosas que decir según vayamos avanzando.

Spartan George: Probablemente la subsiguiente opinión suponga mi muerte prematura, y merecida tal vez, pero este es un tema que no me dice nada. De “Box of Rain” lo más interesante me resulta su título. Tanto la música como la letra me retrotraen a los 70 exactamente de la misma manera que podría hacerlo cualquier otro grupo de la quinta. No es que me parezca malo, en absoluto: está bien compuesto y funciona. Pero no me deja el menor recuerdo en la memoria. Indiferencia. Lo siento.

VEREDICTO DE LOS JUECES

Quixote: Pronosticando los próximos dos enfrentamientos, he de decir que le doy mis dos puntos a los Eagles, uno a Crosby, Stills, Bom y otras chicas del montón, y un cerapio a los Dead.

Spartan George: Los Dead igual agradecerían no haber aparecido, al menos de momento. Mismo orden que Quixote: 2 para California, 1 que sigue adelante, y las cajas de lluvia se quedan vacías. Chachi piruli, cómo me gusta besar sin miedo.

SEGUNDA BATALLA



Suite Judy Blue Eyes

Quixote: Esta es posiblemente la mejor canción de este artículo, una suite en toda regla con múltiples partes, todas ellas sensacionales y por supuesto aderezadas con las características armonías del trío. Por supuesto, la mejor de ellas es la de “doodoodoodoo-doodoo-doodoo que me he vuelto a Cuba con la barra libre”, que le da un aire latino a todo en plan Dinio. Viva Dinio.

Spartan George: La letra. LA LETRA. Pues mira que discrepo de la opinión, porque quizás la ausencia de Young ha hecho que para mí se reduzca con fuerza el atractivo del tema. Eso sí, de diez el apartado vocal. Y no sé qué más decir. Patatas.


Desperado

Quixote: “Desperado” es una canción muy bonita, de las que toca el corasón con una facilidad pasmosa, y contiene la mejor interpretación vocal de la carrera de Don Henley. Creo. En cualquier caso, no me parece la versión definitiva de la canción, que fue cantada por una niña del Langley Schools Music Project con más dulzura e inocencia que un bebé rechonchete con una piruleta. Aun así, la versión de los Eagles sigue siendo preciosa.

Spartan George: Por un breve momento (estamos escuchando esto en el streaming), he pensado que Quixote había puesto “Solo” de Ekhymosis, para reírnos. Pero no, esto eran los Eagles, con una balada que toca la patata, así de manera gonica, pero que tampoco es… O sea… A ver… Vale, estoy insensible. Es gonito, pero prefiero las curvas del Mercedes aquel.


Scarlet Begonias:

Quixote: Esta es la canción que todos los grupos blueseros de los noventa intentaron copiar con resultados mixtos. Avanza a ritmo constante espoleada por un bajo retumbante, y también tenemos un solo de los que Jerry García era un maestro: sin demasiada floritura ni extravagancia, una guitarra limpia que explora la melodía a placer. Los Dead no tienen prisa, eso es seguro.

Spartan George: Estáis esperando que diga cosas feas, pero no va a ser así. Aquí los Grateful Dead me han encandilado: el tema es simple, pero engancha. Mantiene el ritmo, atrapa y con un apartado vocal que me ha gustado más que el de Bing Crosby y sus amigotes, te va lanzando a la cara un cojín de suavidad y ritmos bonicos de guitarra. Gratamente (jejejeje) sorprendido me hallo.

VEREDICTO DE LOS JUECES

Quixote: Dos puntos para CSNY: Miami, uno para los Eagles y un aplauso para los Grateful Dead, pero nada más. Pobrecicos.

Spartan George: Pues ya cuido yo un pelín más a los Dead, a ver si no nos odian y vuelven por aquí: dos puntos para ellos. Entre los Eagles y los forenses estoy muy a la par, pero me decido por los de Don Henley. Y por ende, nada para La Compañía.

TERCERA BATALLA

Crosby, Stills & Nash: Wooden Ships
Eagles: One of These Nights
Grateful Dead: Uncle John’s Band

Wooden Ships

Quixote: Al principio es psicodelia dura, muy Neil Young pese a no contar con él en este álbum (fue co-escrita por Paul Kantner de los Jefferson Airplane bla bla bla transbordador espacial, así que será por eso). Las partes instrumentales, en las que la guitarra parece atrapada por algún tipo de fuerza sobrenatural (o algo), son sin duda lo mejor de la canción. Hacen parecer a los CSN pioneros del progresivo, y todo.

Spartan George: 5 minutos después de la primera escucha ya no podía decir nada en absoluto, ni bueno ni malo, de la canción (más allá de las palabras mágicas “armonías vocales”). Ahora que lo reescucho, la guitarra me parece fascinante. Pero tampoco sé mucho más qué decir. Las voces me han pasado a un segundo plano, y el cierre me gusta fuertemente. Y ya.

One of These Nights

Quixote: No sé si diría que es una de sus mejores canciones, pero es difícil no disfrutar de esas voces en falsete demoledor, que tan divertidas son de imitar (y tan difíciles). El contraste entre Don Henley, que comienza amenazante pero calmado, y el resto del coro, compitiendo por ver quién lo hace más agudo, es hilarante. El ritmo es sencillo y pegajoso. Una de mis preferidas de los Eagles.

Spartan George: Coincido con mi colega en opinión al 100%. Esas peleas de agudeza auditiva me han hecho levantar la cabeza de papel y canturrear en falsete que quién te tuviera una estah noché, mozá. Sigo prefiriendo a los Eagles en otro registro, pero es, sin duda, un gran tema.

Uncle John’s Band

Quixote: Es este un temita simplón, lleno de alegría de vivir. Me recuerda un poco a George Harrison, tiene un poco de su optimismo. Adornado con más armonías vocales si cabe (es el día de las armonías vocales), no es muy ambicioso pero consigue poner una sonrisa en tu cara, a no ser que seas muy arisco.

Spartan George: ¡Yo soy muy arisco! Y aún así, he sonreído. La misma sencillez del anterior, pero quizá menos memorable. De hecho, otra vez que acabo de terminar de escuchar el tema y no recuerdo qué es lo que he escuchado. Igual es alguna enfermedad neuromotriz, o igual es que no era para tanto.

VEREDICTO DE LOS JUECES

Quixote: Dos puntos muy claros para los aguiluchos, y le daré uno a Grateful Dead para que estén más grateful ya que no van a ganar (creo). Cero para los CSN.

Spartan George: Me ha resultado una ronda similar a la anterior, en cuanto a canciones que bien y canciones que muy sin más (se me ha desinflado mucho todo desde la primera). Cambiando el orden: dos puntos para los imperialistas de aves rapaces, uno para los del nombre muy largo, y nada para los que están muertos.

Esto es, 10 puntos para los Eagles que se convierten en nuestros ganadores de la noche. Segundo puesto para Crosby, Stills & Nash con 5 puntos y bronce para los Dead con 3.

Grasias por leer y sugerid artistas chachis para batallar en nuestra próxima entrega. O no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...